UPS, 1.378 millones de beneficios y despidos objetivos

01/10/2010 at 17:15 3 comentarios


Pueden parecer una mota de polvo para una empresa con más de 400.000 empleados en todo el mundo y con beneficios anuales de miles de millones, pero lo cierto es que los 76 trabajadores que resisten en la factoría de Vallecas no están dispuestos a rendirse tras años de una exhausta lucha por la reivindicación de sus puestos de trabajo. La multinacional estadounidense UPS, dedicada al transporte urgente, ha puesto toda la carne en el asador para certificar el despido de toda la plantilla y así completar la reorientación de un modelo corporativo basado en la contratación de subcontratas a precio de saldo. La nueva reforma laboral diseñada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ha espoleado una acción que se ha cobrado sus primeras víctimas: 18 despidos por causas objetivas.

La mirada de Antonio y Luis Alberto, presentes en esta entrevista en representación de los trabajadores de Vallecas, muestra el cansancio propio de dos personas que acumulan años y años de lucha para que se respeten los derechos laborales más básicos. Muchos se han quedado en el camino. De los más de 200 empleados que allá por 2008 fueron incluidos en el primer Expediente de Regulación de Empleo, tan sólo quedan 76, más los recientemente despedidos y que aún son considerados como “compañeros”. Las fuertes presiones de los últimos tiempos han obligado a muchos a aceptar el cheque de UPS para empezar una nueva vida. Pero aún sobrevive un reducto ya conocido en el ámbito de la empresa como la ‘Aldea de Asterix’ que está dispuesto a llegar a las últimas consecuencias, por mucho que la coyuntura actual pinte en bastos. ¿Serán capaces de aguantar el tirón como lo hacía el héroe galo ante las legiones romanas? Sólo el tiempo lo dirá.

Manifestación de trabajadores de UPS

UPS desembarcó en España en 1990 con las ideas muy claras. Aunque compró Cualladó Transporte Urgente con la condición de asumir toda la plantilla que en aquel momento trabajaba para la empresa absorbida, paulatinamente fue desprendiéndose de gente a golpe de talonario con la intención de que el personal propio quedara reducido a la mínima expresión posible. “Ahora mismo la precariedad del trabajo es brutal”, nos cuenta Antonio, representante de los trabajadores por parte del sindicato COBAS, “a través de empresas terceras se contrata a personal a media jornada con condiciones muy inferiores a los empleados que dependen directamente de UPS. Los conductores pueden llegar a trabajar hasta 12 horas diarias y sólo cobran por paquete entregado”. Pongamos por ejemplo que un repartidor recoge un paquete en Madrid para trasladarlo a Ávila y el destinatario no está localizable en su domicilio. Pues tiene que llevarlo de vuelta a cambio de la módica cifra de cero euros. Podemos hacernos a la idea de cómo se tienen que buscar la vida muchos de estos autónomos para encasquetar el paquete a alguien y así poder cobrar su retribución.

Las huelgas por convenios y despidos han sido la tónica pero, 20 años después, la cruel realidad dicta que la jugada les ha salido bien… a excepción de ese punto rojo localizado en Vallecas. Antonio y Luis Alberto no olvidan las numerosas promesas incumplidas, como aquella de 2001 en la cual la compañía garantizó por escrito la preservación de los puestos de trabajo y la no regulación del empleo cuando se anunció la apertura de un nuevo centro en Coslada. La versión oficial era que la nave de Vallecas no contaba con la capacidad necesaria para asumir tanta carga de trabajo. La extraoficial, castigar al núcleo rebelde con un trasvase de trabajo de una a otra plataforma que en la práctica dejara sin contenido sus puestos de trabajo. Los afectados nos describen las tareas habituales de un trabajador de la nave vallecana a día de hoy: jugar a las cartas, leer y hacer ‘sudokus’. “El estrés de la situación ha dañado seriamente la salud de algunos compañeros y otros se han visto obligados a irse. Después de 20 años trabajando nos vemos arrojados al paro sin ninguna perspectiva”, lamenta Luis Alberto, uno de los perjudicados en los últimos despidos acometidos por la empresa.

UPS ha presentado desde 2008 hasta 3 ERES para la extinción de los contratos aduciendo problemas económicos, organizativos y de producción. Los dos primeros fueron rechazados por el Ministerio de Trabajo y la Comunidad de Madrid, respectivamente. El tercero fue retirado por la propia empresa el pasado 26 de julio en todo un proceso de adaptación a las circunstancias. Aprovechando el fulgor de la reforma laboral introducida por el sistema de decreto-ley el 18 de junio por parte del Gobierno, la compañía con sede en Atlanta procedió al despido objetivo de hasta 18 empleados percibiendo únicamente una indemnización de 20 días por año trabajado. Los trabajadores han iniciado todas las acciones para combatir una decisión que consideran a todas luces ajenas a derecho toda vez que UPS no atraviesa precisamente una mala situación económica. De hecho, en el primer semestre de 2010 ha obtenido un ¡63%! más de beneficio que en el mismo periodo del año anterior, o lo que es lo mismo, la friolera de 1.378 millones de dólares.

Antonio, Luis Alberto y otros muchos suspendieron sus vacaciones en agosto para impulsar las movilizaciones necesarias, que incluyen escritos al Defensor del Pueblo y al Presidente del Senado, reparto de octavillas, manifestaciones y una campaña de recogida de firmas que ha superado ya las 7.000, con el apoyo de personalidades como el escritor Isaac Rosa, el actor Guillermo Toledo o el futbolista Iker Casillas. El objetivo es pelear porque el despido sea declarado nulo y los trabajadores sean readmitidos. ¿Ganará la guerra la escuálida aldea gala o las poderosas tropas romanas? Si Asterix descubrió la pócima mágica, quien sabe…

Artículo publicado en La Hoja de Vallecas

Anuncios

Entry filed under: Infraeconomía siglo XXI, Vallekas Place, Vida perra.

Alemania, fantasía entre castillos y casas de colores ¡Este es el fin, Pajín!

3 comentarios Add your own

  • 1. Confucius  |  21/10/2010 en 16:14

    Que fuerte! Ya que han votado una de las reformas laboral mas injusta de europa. Las multinacionales y otros que lo querian ser son los que van a approvecharse mas de esa reforma. hay que tener claro que ha estado redactado de cara a las empresas. Nada humano, nada de los cuidadanos y inmigrantes que se dejan la piel para tener una vida decente. Es una pena y eso se llama esclavitud! Lo que te dicen es que si n esta sdispuesto a trabajr mas para ganar menos..te echan..y hay algunos que van hasta decirte que no quieres ayudar a levantar el pais antes la crisis.
    Crisis que ha venido para recordarlo de esos rincones privilegadios donde gente jugabo con nuestro dinero..

    Responder
    • 2. Francisco José Jiménez Rico  |  21/10/2010 en 17:48

      se avecinan tiempos difíciles: trabajo por días, como autónomo o en empresas subcontratadas de las subcontratas. Una pena

      Responder
  • […] para maximizar sus beneficios y dejar en la calle al personal, recurriendo incluso a bochornosos ERES ilegales como UPS. Está claro que la crisis no es igual para […]

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow Reflexiones en lontananza on WordPress.com

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Categorías

Archivo

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: