¡A mí la Inquisición, que los arrollo!

07/11/2010 at 18:09 4 comentarios


Parece que Benedicto XVI ha pasado un buen fin de semana en España. Ha hecho turismo por dos hermosas ciudades como Santiago y Barcelona en el mejor guiribús posible, el Papamóvil –calentito y sin necesidad de aguantar al pelmazo del guía-, ha abrazado al Apóstol sin esperar la cola habitual en la Catedral compostelana y hasta ha viajado en vuelo regular de Iberia sin percances ni retrasos, cosa tan increíble que desde luego uno tiene que creer en la existencia de Dios.

El Rey Juan Carlos y el Papa (Fuente: El País)

Otra cosa es que su visita haya servido para algo más que para producir el jolgorio de sus fieles practicantes –cada vez menos- y para derivar un buen flujo de dinero a los comercios establecidos en las zonas clave. No es cuestión de profundizar en el coste económico que ha supuesto estos días de pasión católica para el erario público, pero ya tiene guasa que un país que se desangra haya dedicado casi cinco millones de euros a tal efecto, avión Hércules del Ejército incluido para trasladar desde el Vaticano el Papamóvil… Todo un aperitivo para los 25 millones que se reservarán para su visita a Madrid el año que viene.

Habrá quien diga que asociar dinero y Papa es demagogia, y puede tener parte de razón, porque no es cosa de que el cabeza de la iglesia católica duerma en el Hostal Pepe de Las Ramblas y se desplace en un Ford Ka. Lo que es sencillamente inadmisible es que cuando aún ni había puesto pie en territorio ibérico, Joseph Ratzinger criticara duramente el “laicismo agresivo” de la sociedad española y se atreviera a trazar un paralelismo con los años previos a la Guerra Civil: “En España nació un laicismo, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como vimos en los años 30”.

Instalado en su púlpito de oro y encerrado en las ideas más cavernarias del siglo XVI, Ratzinger parece no entender que este es un país aconfesional gracias a la aprobación de una Constitución que debía hacer olvidar esos 40 años de franquismo en los que muchos clérigos estuvieron la mar de cómodos. Unos cuantos de esos que van a misa dos veces al día recuperarían aquella Inquisición que se nutría de no cristianos y tirarían de Santas Alianzas para liquidar a musulmanes y otros impíos. Y ya de paso, si pillamos a algún maricón o una putita que quiere abortar, pues mucho mejor.

Portada de la revista satírica El Jueves

Si de verdad el Papa y su cohorte de conservadores amigos quieren relanzar el catolicismo deben hacer examen de conciencia. Y formularse algunas preguntas: ¿Por qué tan pocos jóvenes van a misa? ¿Por qué los seminarios están vacíos y los templos llenos de sacerdotes ancianos? El maltrato constante al colectivo de homosexuales, la negación absoluta del aborto, su cariz machista, la crítica de los métodos anticonceptivos y hasta de la masturbación, el oscurantismo con los casos de corrupción y pederastia… Son muchas las cosas que nos hacen fruncir el ceño de una Iglesia que vive en el siglo XXI por accidente. Espero que alguna vez la autoridad eclesiástica dé un paso adelante, se adecue a la voz de la sociedad y se fije en las miles y miles de personas que en nombre de Dios hacen una abnegada y maravillosa labor por los más necesitados.

Anuncios

Entry filed under: Politicastros y otra gentuza, Vida perra.

Homosexualidad y tradición a Contracorriente Manipulación en Telemadrid. Sexo, mentiras y cintas de vídeo

4 comentarios Add your own

  • 1. Marta  |  08/11/2010 en 17:55

    No veo ningún mal en la visita del Santo Padre a España, ni a ningún otro pais. Se puede decir que es lo más parecido a su trabajo, si lo queremos poner todo en términos prácticos y laicos. Y hablando de práctica y laicismo, España presume de ser un estado aconfesional y de haber superado el franquismo que se asocia injustamente siempre a Iglesia. Pues bien, el Papa lo pone de manifiesto y ya tenemos el grito en el cielo, nunca mejor dicho.
    Por otra parte, igual que si viene Obama defenderá su capitalismo atroz y si viene Arafat la entifada a muerte, no esperemos milagros aún en Año Santo como que Rachinger se postule ahora a favor del preservativo. Demosle tiempo a la Iglesia, pero sobre todo OPORTUNIDAD para que pueda demostrar el todo que significa, y no sólo la parte que nos interesa, la que nos aleja cada vez más a unos y otros.

    Responder
    • 2. Francisco José Jiménez Rico  |  08/11/2010 en 18:25

      A mí tampoco me parece mal la visita en sí, incluso aunque sea a costa de nuestros impuestos; respeto a los muchos católicos practicantes que (aún) quedan en España. Lo que es intolerable es esa línea del bien y del mal que traza constantemente, dos sacos bien definidos para él entre los que creen y los que no lo hacen. Por cierto, la humanidad ha dado una OPORTUNIDAD de 2.000 años a la Iglesia. Quiero hechos.

      Responder
  • 3. Confucius  |  17/11/2010 en 16:04

    Al igual que Fransisco no me molesta la visita del Papa. Lo que si molesta es que l apagan con nuestros impuestos en una España supuestamente aconfesional. Si el Papa quiere venir que lo paga el Vaticán o los fieles.

    Responder
  • 4. ahienfrente  |  22/11/2010 en 16:27

    A mi mal, tampoco me parece, como bien decís, tambien vienen jefes de estado, otros líderes espirituales y de masas y tampoco nos causan tanta indignación, pero claro, ya cuando vienen a juzgarme, a imponerme como tengo que vivir amenazándome con el fuego eterno y la pérdida de las mieles de los cielos, a decirme que mi churumbel nunca debía de haber nacido pq no vino cuando lo llamo el señor, y sino lo llamo, esq igual no debería de haber venido, Cuando quien se nombra portavoz de la moralidad tiene un oscuro pasado relacionado con el nacismo y esconde debajo de su túnica las peores abominaciones con niños, y encima, el paseo se lo pago yo con mis impuestos, pues esta visita, como que me hace menos gracia…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Follow Reflexiones en lontananza on WordPress.com

Actualizaciones de Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

Categorías

Archivo

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: