Mourinho y Guardiola, directores de la infamia


Puto Amo, dijiste una gran verdad en tu incendiaria rueda de prensa acabado el tercer partido del siglo entre Real Madrid y Barcelona: el mundo del fútbol da asco. José Mourinho, tienes toda la razón pero también una buena parte de la culpa de que el deporte rey empiece a repugnar entre los incondicionales. Tu prepotencia revestida de Giorgio Armani y tus lloriqueos de libreta no están a la altura del club más laureado de la historia. Aludes a una mano negra en el seno de la UEFA, tal vez porque los azulgranas lucen el solidario emblema de UNICEF, y vuelves a pertrecharte tras la empalizada de las excusas. En tu monotemática comparecencia ante los periodistas me hubiera gustado que explicaras porqué tres de los mejores delanteros del mundo (Higuaín, Benzemá y Adebayor) estaban en el banquillo sólo cuatro meses después de que reclamaras a los cuatro vientos un atacante.

Odio tu egocentrismo y tu mirada desafiante, pero he de reconocer que valoro tu sinceridad. Esa virtud tan saludable que tu archienemigo hizo desaparecer tan rápido como su pelo como inquilino del banquillo del Barça. Guardiola disfruta con esa pose de gentleman desarrapada que le permite entrenar al posiblemente mejor equipo de la historia del fútbol. Desde su bien sabida superioridad se dedica a repartir modestia y halagos por aquí y por allí, por Santander y Pamplona, desde Donetsk a Londres. Pero esa sonrisa perpetua que nos regala en cada Telediario, esa voz susurrante cual locutor de radio de madrugada, desaparecen cuando el temporal arrecia. Sólo así se explica que entrara al trapo el martes y, un día después y con muchos más motivos para contestarte, hiciera mutis por el foro. Suerte tiene el bueno de Pep de cabalgar a cuerpo de rey a lomos de un caballo llamado Messi que regatea a casi cualquier conato de temporal.

Mourinho y Puyol hablan durante el Real Madrid - Barcelona de Champions
Mourinho y Puyol hablan durante el Real Madrid - Barcelona de Champions

Ves, José, no solo tú sacas ganancias a río revuelto. El partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones fue infame, un insulto a la inteligencia futbolística. Empezando por tu carroñero planteamiento, que desesperó a tu hombre-franquicia Cristiano Ronaldo, y siguiendo por la antideportiva actitud que mostraron algunos jugadores del Barcelona. Las simulaciones de agresión por parte de Pedro y Busquets fueron tan indignas como la presión que ejerció medio equipo al árbitro para que expulsara a Pepe por una entrada que no merecía más que una tarjeta amarilla. Recuerdo cómo los jugadores de ambos equipos rodeaban al colegiado en la final de la Copa del Rey tras cada falta señalada por obvia que ésta fuera, cómo Pinto sacaba el brazo a relucir en pleno descanso este miércoles o cómo los futbolistas, muchos de ellos compañeros de selección y campeones del mundo, apenas ni se miraran en el saludo inicial.

Todo esto engendra violencia y tú tendrás tu cuota de responsabilidad si ocurre alguna desgracia. Tampoco creo que haya sido muy inteligente tu última salida y explosiva pataleta: has incurrido en el pecado de convertir en intrascendente el partido de vuelta, muchos madridistas que te respaldaban te han retirado su apoyo y te va a caer un puro de la UEFA (¡viva la libertad de expresión!). Y eso que en la esencia de tu argumentación existe una certeza a mi modo de ver indiscutible: el Barcelona, el mejor equipo del mundo sin discusión, está jugando con red en los últimos años. Sin llegar al inaudito escándalo de 2009 en el campo del Chelsea –al menos 3 penaltis no señalados a favor de los londinenses-, la injusta expulsión de Pepe determinó el gran duelo español de esta Champions 2011. Por cierto, mostrada por un árbitro seguidor confeso de Messi y considerado como el peor de Alemania. Razón tienen los blancos para quejarse, pero ¡por favor!, que esto es sólo fútbol. Y no olvidemos que en sus ciento y pico años de historia el Real Madrid no ha sido precisamente de los equipos más perjudicados…

PD.- Mourinho, ya que tanto asco te da vivir en el mundo del fútbol, dedícate a otra cosa. Por ejemplo, a ser mileurista en uno de los muchos trabajos precarios que existen en España o Portugal.

Actualización: Un par de horas después de escribir este artículo, el Barcelona anuncia que denuncia a Mourinho por sus declaraciones y el Real Madrid responde con otra denuncia por el teatrillo de algunos jugadores culés. Penoso total.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. el messi de la oficina dice:

    fútbol es lo que se juega en la calle, en el patio del cole, con los colegas en las pistas cutres del barrio… el resto es puro circo (y hay que reconocer que por eso nos gusta tanto!)

    Me gusta

  2. Mon dice:

    Sin duda un post para leer y recordar en mucho tiempo… El futbol es futbol… no debería a nadie irnos la vida en ello. chapó.El Blog de MonPromocionar tu página también

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s