Nadal, el heroico superviviente de la #MarcaEspaña


En estos tiempos de destrucción de lo que pomposamente se llamó a conocer como la “Marca España”, cuando pensamos que estamos condenados a vivir en un país marcado a sangre y fuego por la ineptitud y la corrupción de la clase dirigente, resulta que hay gente firmemente decidida a hacernos levantar la cabeza con orgullo. Rafael Nadal Parera es uno de ellos. La pasión que pone en cada punto de cada partido, el esfuerzo por superar sus lesiones que algunos pensaban podían precipitar su retirada, la calidad de su tenis y la conducta intachable que ha paseado por el mundo le han convertido en todo un ídolo de masas, en el mejor embajador posible para una España en pleno proceso de autodesintegración. Ese mundo que no comprende cómo Ana Botella o Mariano Rajoy pueden ser siquiera presidentes de una comunidad de vecinos, que enmudece cuando en un país con un 27% de paro y con tan elevada precariedad social un club de fútbol se gasta 100 millones de € en un jugador, no escatima vítores a ese chico que ya se ha convertido en leyenda del deporte. Y que nos ha vuelto a situar en el mapamundi.

Rafael Nadal posa en Nueva York
Foto del perfil personal de Nadal en Facebook

El lunes, cuando ‘Rafa’ estaba mordiendo la copa de su segundo Abierto de Estados Unidos, a unos pocos metros en la grada se encontraba como espectadora de excepción la ministra de Sanidad, Ana Mato. Una señora que, como muchos políticos, han hecho carrera desde su juventud en el seno de un partido sin mayor apertura de miras que la de obedecer a sus superiores en los momentos oportunos. Con su marido imputado en la ‘Gurtel’ y ella misma salpicada con viajes y fiestas con payasos para sus hijos por cortesía de la red corrupta, Mato se mantiene en primera línea solo por el blindaje que proporciona el poder. Nadal, por su parte, suma ocho años seguidos entre los diez mejores tenistas del planeta. Desde pequeñito entrenó duro y adquirió un nivel que le permitió lo que por entonces era un sueño: a los 14 años ser el abanderado infantil del equipo de la Copa Davis que conquistó la primera ‘Ensaladera’ en Barcelona.

Como todo tenista que se precie tuvo que emplearse a fondo punto por punto, partido a partido, durante años en los torneos menores llamados ‘Challengers’ para obtener un ránking suficiente que le permitiera participar en los Grand Slams sin necesidad de disputar las criminales fases previas. En 2004 los seleccionadores nacionales siguieron su proyección y apostaron por él en diferentes fases de la Davis, con su punto álgido en la victoria sobre la entonces estrella rutilante Andy Roddick en la final de Sevilla, un rival que apenas unos meses antes le había aniquilado en el US Open. Era ‘Biturbo’, el chavalín que parecía correr con dos motores, que llegaba a cualquier pelota por esquinada que fuera y que celebraba por todo lo alto cada punto que anotaba. Fue el impulso definitivo para un Nadal que empezaba a forjarse el papel de emperador de la tierra batida. En 2005 debutó en Roland Garros y se proclamó campeón del torneo con 19 años. Así año tras año, partido a partido, se ha convertido en el rey de París, en el popular Gerónimo: 59 victorias por una derrota, con ocho títulos. Memorable. Irrepetible.

Pero no se conformó con ser una leyenda sobre polvo de ladrillo. Con la ayuda de su tío Toni evolucionó para ser un tenista todoterreno, fiable también en las superficies rápidas. Guardó en el armario sus pantalones piratas, sus camisetas remangadas y se puso manos a la obra para fortalecer su servicio y mejorar su volea, siempre manteniendo la eficacia de sus misiles desde el fondo de la pista. En la época romana, los honderos baleáricos eran guerreros muy cotizados por su maestría en las batallas a distancia, y Nadal desde luego contrajo idéntica virtud. Los títulos fueron llegando hasta sumar un total de 60, 13 de ellos Grand Slam, a solo uno del legendario ‘Pistol’ Pete Sampras y a cuatro del considerado como el mejor jugador de la historia: Roger Federer. En el cuerpo a cuerpo individual el suizo ha perdido la partida (21 victorias del español por 10 suyas en sus enfrentamientos), toda una excepción en el circuito ATP, y permanece a la espera de que el zurdo de Manacor no alcance un récord al alcance de muy pocos.

Rafa Nadal en un partido en Australia

Pero ‘Rafa’ ha llegado al corazón del gran público, sea amante o no del tenis, no solo por sus éxitos sino por su personalidad. Humano, sincero, discreto. Con él hemos llorado mientras se rebozada por la tierra de París, con él hemos vibrado cuando rompiendo todo protocolo saltaba al palco para celebrar un título con su familia, con él hemos sufrido cuando ha expuesto su físico hasta el límite en las eliminatorias de Copa Davis, con él hemos sonreído cuando se le atragantaba el inglés en los primeros años de su carrera y salía del paso con una naturalidad pasmosa. Un tipo que pese a haber amasado 60 millones de dólares en premios -a los que hay que sumar sus cuantiosos contratos publicitarios-, mantiene a su novia de toda la vida, sigue viendo a sus amigos de siempre y cuando puede sale a pescar en el Mediterráneo. Un tipo que no vende su vida privada a revistas, pero siempre atento con los medios de comunicación que le pregunten por el deporte. Defensor de sus compañeros -fue uno de los líderes del circuito al criticar el durísimo calendario ATP y los controles antidopaje en horarios irracionales- y siempre a disposición de su país. Gente, como Pau Gasol, como Andrés Iniesta, muy especial. Que necesitamos.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Rubén dice:

    Y un tipo que rechazó un avión privado de la Federación Española de Tenis porque considera que el país no está para esos gastos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s