Posts filed under ‘Infraeconomía siglo XXI’

Salvados de Mercadona

Quien se haya dado alguna vuelta por mi blog habrá descubierto que no soy precisamente un fan de la marca presidida por Juan Roig. Hace casi cinco años escribí esta entrada con el esclarecedor título de “perdónenme: odio a Mercadona”. Ha transcurrido mucho tiempo desde entonces y mis sentimientos por esta cadena de supermercados no ha cambiado ni un ápice. Sigo odiando a Mercadona a pesar de los simpáticos trabajadores con traje de rayas y placa de identificación, del exquisito orden en todos los estantes que te facilitan la vida con la única opción de Hacendado, de la calidad de unos embutidos ideales para dárselos a mi perro y de una fruta con una presentación preciosa que nos enseña el juego de dónde está el sabor ¿El motivo? Aguantar a relaciones públicas por doquier haciendo publicidad gratuita al imperio forjado por el segundo millonario español. Toda una sectadona con detalles que hacendaño.

El domingo 27 de noviembre Jordi Évole hizo valer su antiguo apelativo de ‘Follonero’ y se metió en un jardín de considerables proporciones. Un jardín desconocido para casi todos los grandes grupos de comunicación por el peso de los poderes fácticos pero que el periodista catalán adora recorrer no tanto para erigirse en el portavoz de los débiles, sino para obtener reconocimiento público y mucha, mucha audiencia, que al final para eso le pagan. Casi tres millones de personas y un 18% de cuota de pantalla siguieron el programa llamado “Efecto Mercadona” en el que se mostraba la supuesta otra cara de la empresa valenciana, la menos amable, que resultara o no amplificada seguro abrió los ojos a muchos militantes que pensaban que cada sábado de compra era lo más parecido a recorrer el camino de adoquines amarillos de Oz. Medios digitales independientes de izquierda ya habían elaborado reportajes críticos con la marca -por ejemplo La Marea– pero ha sido con Salvados cuando la resonancia mediática se ha disparado.

Jordi Evole con trabajadores de Mercadona

Jordi Evole con trabajadores de Mercadona

El programa fue sumamente tramposo, como lo son casi todos los Salvados que tienen un cariz político o económico donde entra en juego el establishment. Évole saca petróleo del recurso de la edición para crear un guion orientado a su causa, que sea respaldado por todos los actores intervinientes por acción u omisión. Célebres son los aprietos a los que el presentador pone a los interlocutores con la ayuda de la hemeroteca integrada en su tableta. Hechos muchas veces irrefutables que obligan a los intervinientes a guardar un eterno silencio dubitativo. Respuestas cortadas allá donde desde la dirección del programa se considera que puede casar más con las conclusiones esperadas. Una falsa imparcialidad al colocar sobre la mesa ambas versiones, pero con una de ellas coja por la fuerza de los hechos o por la debilidad de los actores que la avalan. Las personas físicas, empresas o asociaciones en el punto de mira no tienen más remedio que aceptar su indeseado papel de protagonista para, por lo menos, facilitar su visión porque el programa se realizaría de todas maneras y sin aparecer su aterciopelada versión.

Salvados, el virtuosismo de la edición

Pese a todos sus defectos, Salvados es un programa necesario. Sacude la conciencia de la gente divulgando grandes problemas de nuestro mundo que tendemos a olvidar en esta realidad de sobresaturación informativa en la que apenas pasamos del titular. Un programa con excelente factura técnica, de guión sencillo pero a la par imaginativo, perfectamente presentado y con elevadas dosis de acidez en la noche del domingo, momento de resaca del ocioso fin de semana e ideal para devorar televisión, se convierten en un excelente caldo de cultivo para acumular buenos resultados de audiencia y acumular con éxito 12 años en antena, un hito al alcance de muy pocos. Ningún tema parece resistírsele al excolaborador de Andreu Buenafuente, por tabú que sea. Mercadona no parecía un objetivo sencillo, por la extrema opacidad de su cúpula directiva -como demuestra que Juan Roig jamás concede entrevistas a medios de comunicación- y el buenismo general que la rodea. Pero lo consiguió.

¿Tiene límites Salvados? Évole ha declarado en diversas ocasiones que su empresa no ha puesto jamás traba alguna a su desempeño. Algo difícil de creer conociendo el funcionamiento de los grandes grupos de comunicación que en su búsqueda por el máximo beneficio, se cuidan mucho de no irritar a los grandes inversores publicitarios que les permiten sanear las cuentas. Muchos se cuestionaban por qué se atrevía con una empresa que no invierte un céntimo en publicidad televisiva en lugar de, por ejemplo, arreciar su ira contra El Corte Inglés cuyo lado más oscuro y cuestionado es muy comentado pero que dedica 80 millones de euros anuales a fortalecer su marca a través de los mass media. Casualidad o no, es justo reconocer que Évole ha incluido entre sus damnificados a las compañías eléctricas, a las grandes del textil -incidiendo en Inditex que por otra parte y al igual que Mercadona, no invierte en publicidad- o a la mismísima Telefónica. Es evidente que tiene sus límites pero también lo es que nadie se ha atrevido a llegar a donde ha llegado él, siempre con el beneplácito primero de Jaume Roures y después de Atresmedia, bien conocedores que en ocasiones es más importante la influencia y el poder que el dinero.

Cara y cruz de Mercadona

#FenómenoMercadona sirvió para ratificar las notables condiciones económicas de los trabajadores en comparación con homólogas del sector (1.109 € netos al mes, con subidas anuales del 11%), los contratos indefinidos desde el primer día, la flexibilidad horaria y el buen rollo laboral que existe en las tiendas como afirmaban cuales robots todos y cada uno de los empleados retratados por Évole. También para mostrarnos a clientes zombis para los cuales es más emocionante estar comprando pollo envenenado que en casa con su esposa. Pero también para encontrar a trabajadores perseguidos por afiliarse a sindicatos no amarillos (UGT o CCOO) o por haber estado de baja por enfermedad, empleados que tienen que empollarse un señor manual con directrices más propias de sectas, incluyendo sanciones por hablar mal de la empresa incluso en ámbitos privados, o proveedores exclusivos en delicada situación por las presiones a la baja de su único y poderoso cliente.

Trabajadora de Mercadona escayolada

Trabajadora de Mercadona escayolada

El sector de la distribución alimentaria está sujeto a una competencia feroz en virtud de la cual se prioriza la optimización del beneficio dentro de ajustados márgenes. Mercadona no debe ser mejor ni peor que Carrefour, Alcampo, Lidl, Ahorra Más u otras grandes enseñas. Que una empresa siendo española genere 74.000 empleos está muy bien pero sólo eso no la convierte en una heroína en este país campeón en paro; esa tasa de crecimiento, fruto de un modelo de desarrollo económico que se ha convertido en todo un ejemplo, debe ir acompañado por unos protocolos de gestión más transparentes y orientados a la sostenibilidad de todos los agentes, incluyendo trabajadores y proveedores dentro del margen de beneficio razonable.

Puedes ver el programa en la web de La Sexta pinchando aquí.

07/12/2016 at 18:47 Deja un comentario

De la A la Z: resumen del año 2015

El año 2015 recién terminado sacudió definitivamente la política española, hiriendo gravemente al bipartidismo tras una dura crisis económica de la que estamos saliendo, pero a qué precio. El escenario internacional vino marcado por los atentados yihadistas de París, la crisis migratoria en Siria, el castigo a Grecia por su rebelión ante la Unión Europea o la locura que llevó a un alemán a estampar un avión de Germanwings en plenos Alpes. De la A a la Z, analizamos 27 de las grandes de nuestro mundo durante los últimos 12 meses.

(A) Aylan: La fotografía de un pobre niño kurdo de 3 años llamado Aylan Kurdi, yaciendo ahogado en las costas de Turquía tras naufragar la barcaza que le debía dirigir junto con su familia a Grecia, sacudió al mundo como ninguna otra en este 2015. La guerra de Siria completó su quinto año con más de 250.000 muertos y por encima de los cinco millones de refugiados. Casi un millón huyeron hacia Europa dejando atrás la guerra y la pobreza, pero se toparon con el cierre de fronteras en países como Hungría y Eslovenia, o con la insolidaridad de otros muchos como España, cuya propuesta de máximos ascendió a 15.000 asilados.

(A) aylan

(B) Bipartidismo: Las elecciones municipales, autonómicas y nacionales depararon un cambio sustancial en el escenario político español, resquebrajándose la dualidad PP-PSOE que ha dispuesto del control absoluto durante los últimos treinta años. Las mareas de confluencia propiciaron golpes de timón en grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, A Coruña o Cádiz. Las generales del 20D supusieron un batacazo para las dos formaciones clásicas, que han pasado en sólo siete años de sumar el 83% de los votos al 50%. La corrupción y la asunción de los recortes alejó a una parte significativa del electorado de conservadores y socialdemócratas escuchando los cantos de sirena de partidos emergentes como Podemos y Ciudadanos, con discursos de renovación y acento en lo social.

(C) Carmena: Tras su pírrica victoria por un concejal de diferencia en las elecciones municipales, Esperanza Aguirre intentó elevar a la alcaldía a cualquiera que impidiera el avance del “bolivarismo” de Ahora Madrid. Ha pasado medio año desde la proclamación de Manuela Carmena como alcaldesa y la ciudad no parece condenada a la destrucción, como presagiaba la candidata del PP. Incluso ha reducido la deuda del ayuntamiento en un 1%, mientras paralizaba desahucios, emprendía el programa de ayuda energética a familias sin recursos o se aprobaba el cambio de las calles con denominación franquista. Ada Colau también se impulsó en un trampolín popular para gobernar en Barcelona con un proyecto de marcado cariz social.

carmena

(D) Díaz: El paulatino declive del PSOE encontró un nuevo obstáculo en su tradicional granero de apoyos, Andalucía, y en la persona de Susana Díaz. La política sevillana de 41 años ganó las elecciones autonómicas y quedó investida como presidenta con el apoyo de Ciudadanos cuando se esperaba una debacle total. El negativo resultado cosechado por Pedro Sánchez en las generales desató las hostilidades en el aparato socialista y muchos apuestan por Díaz como la candidata a la presidenta del Gobierno. La batalla será cruenta.

(E) El cambio climático: 196 países llegaron a un histórico acuerdo en París legalmente vinculante para frenar el cambio climático, con la intención de limitar el aumento de la temperatura al 1,5%. Los países emergentes se comprometen a poner en marcha un mecanismo de financiación de 100.000 millones de dólares y apostar por las energías renovables por un mundo con un futuro en penumbra. El Polo Norte ha acabado el año con temperaturas récord 30 grados por encima de lo normal y España ha tenido en este 2015 su cuarto año más cálido, con episodios de agudos contaminación que ha afectado a la vida diaria en ciudades como Madrid.

(F) Francisco: El día que la Iglesia sea acorde a sus principios, dejarán de caer cual bombas actos cotidianos de Jorge Bergoglio tales como visitar una mezquita para pedir paz por los hermanos musulmanes o a un transexual por no considerarse quién para juzgarle. Pero qué duda cabe, la Iglesia hay que revolucionarla y así lo hacen constar opiniones de algunos de nuestros obispos sobre los refugiados por ejemplo, o incluso justificando la violencia machista, a enorme distancia de este jesuita convertido por vocación propia en el Papa de los Pobres. Francisco cuenta con más peligros en el Vaticano que en la “hostil” República Centroafricana que visitó.

(G) Gasol: Galardonados con el premio Princesa de Asturias de los Deportes, este año 2015 ha sido muy especial para los Gasol. En febrero se convirtieron en los primeros hermanos titulares en la historia del All-Star de la NBA después de que Marc fuera declarado como el mejor jugador defensor de la poderosa liga norteamericana. Pau puso el colofón a la temporada como MVP y máximo anotador del Europeo de Francia que conquistó la selección española en septiembre, tras una memorable actuación en semifinales ante la anfitriona con ¡40 puntos!.

gasol

(H) New Horizons: Mientras el cine espacial de ciencia ficción nos remite a viajes tripulados a Marte -como la última ‘The Martian’-, la NASA aún pelea con objetivos más discretos pero desde luego importantes. El año recién acabado registró la primera aproximación de una sonda -llamada New Horizons- hasta los confines del Sistema Solar, Plutón, después de más de 4.800 millones de kilómetros y un viaje de nueve años y medio. La información transmitida nos habla de un planeta con atmósfera viva, cordilleras de unos 3.000 metros levantados sobre hielo y gran cantidad de agua.

(I) Irán: La diplomacia norteamericana se puso las pilas en un año muy cargado de conflictos. Por encima de todo alcanzó un histórico acuerdo con Irán que limita el acceso a la bomba atómica a cambio de levantar las sanciones que pesaban sobre el país asiático. Además, la séptima Cumbre de las Américas materializó el acercamiento entre Cuba y Estados Unidos con el histórico estrechamiento de manos entre los respectivos presidentes, Raúl Castro y Barack Obama. El inquilino de la Casa Blanca también se hizo la foto con Puttin a cuenta de Siria.

(J) Jamón: El jamón serrano es el producto made in Spain por excelencia pero siempre ha tenido sus detractores. Que los musulmanes no comen cerdo es conocido por todos. Pero que la Organización Mundial de la Salud (OMS) catalogue el jamón, el chorizo o cualquier carne procesada como “cancerígena” es como para echarse a temblar. Pero como uno tiene que disfrutar de la vida, apliquemos aquel dicho de “lo que no mata, engorda” y consumamos carnes rojas. Con moderación. Como todo en la vida.

(Incluye la K) Primark: El día 15 de octubre se vivió un episodio de locura en Madrid, algo así como si Los Beatles resucitaran: la cadena de ropa económica Primark abrió una nueva e inmensa tienda en la mismísima Gran Vía. El centro de la capital se colapsaba durante días con colas interminables y las redes sociales echaban humo mientras muchos se preguntaban si una multinacional del textil como la irlandesa, cuya producción está deslocalizada en el sudeste asiático con ínfimas condiciones laborales para los trabajadores, era merecedora de tal pasión. Porque un vaquero honesto nunca puede costar 8 €.

(L) Lorenzo: Jorge Lorenzo se proclamó tricampeón del mundo de MotoGP tras una de las mayores polémicas deportivas de los últimos años. Valentino Rossi propinó una patada en plena carrera a Marc Márquez, piloto con el cual había mantenido algunas rencillas con anterioridad, en la penúltima prueba del Mundial en su lucha por sobrepasarle y acercarse a Lorenzo. Fue sancionado saliendo el último en la siguiente -y última- carrera y no pudo remontar lo suficiente como para batir a su archienemigo. La prensa italiano habló de tongo, la prensa española de justicia. El patriotismo habitual.

(M) Maduro: Nuevo rumbo para Venezuela tras 17 años de chavismo. Las elecciones parlamentarias de diciembre dejaron el control a la oposición en perjuicio del presidente Nicolás Maduro, penalizado por los electores por la arbitraria detención y condena a 14 años de cárcel del líder político Leopoldo López, una inflación galopante del 200%, la escasez de productos y la contractiva situación económica de un país que se hunde a la par que el precio del petróleo. En Argentina, en el mismo sentido, cayó el peronismo tras 14 años en el poder.

(N) Nepal: Las tragedias naturales suelen azotar de forma repetida a los más débiles, y en esta ocasión no se produjo una excepción. El 25 de abril un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter -con hasta 48 réplicas- y el 12 de mayo otro de 7,2 grados sacudieron Nepal ocasionando más de 9.000 muertos y 22.000 heridos, y arrasando pueblos enteros, carreteras sin alternativas de transporte y grandes joyas de patrimonio artístico local. Cerca de 200 mil familias viven todavía en condiciones de extrema pobreza al haberlo perdido todo en el terremoto, las medicinas escasean y el transporte del necesario petróleo está bloqueado por la penosa situación de las infraestructuras.

(Contiene la Ñ) Cataluña: Las terceras elecciones autonómicas catalanas en los últimos cinco años ahondó en la fractura social con la independencia como telón de fondo. Las diferencias ideológicas y los años de dura discrepancia quedaron relegados por CiU y ERC en pos de un objetivo, común y único, con el rimbombante nombre de Junts pel Si. El plebiscito quedó en combate nulo al dejar un empate técnico entre bloques, pero Artur Mas, aun atosigado por el rechazo de las CUP y la corrupción pujoliana que ha destrozado su partido, no está dispuesto a dar su brazo a torcer.

(O) Osborne: La televisión pública a la cual no le sobra precisamente la audiencia encontró un filón con Bertín Osborne. “¿En tu casa o en la mía?”, programa hecho a la medida del cantante andaluz, ha encontrado su sitio en la competitiva parrilla televisiva alcanzando medias del 20% con entrevistas concienzudamente personales y premeditadamente campechanas a tipos como Mariano Rajoy, Pedro Sánchez, Carlos Herrera o Pablo Motos. Una ocasión para descubrir las virtudes de vivir en una mansión de oro. Y de cómo ayudar a su mantenimiento a cargo del contribuyente.

(P) París: El yihadismo atacó el corazón de Europa con una doble pesadilla. Si el 7 de enero dos terroristas asaltaron el semanario satírico Chalie Hebdo ocasionando 12 muertos, el 13 de noviembre fueron 120 los asesinados en el centro de París. El mundo entero se hizo eco de los disparos y explosivos de varios terroristas islámicos en sitios tan concurridos como un restaurante y una sala de conciertos. Aparte de las terribles consecuencias humanas irreparables, destacó el comportamiento de fraternité de los ciudadanos con sus muestras solidarias. Las colaterales, el estado de alarma que ha paralizado la vecina Bélgica y la respuesta bélica de Francia sobre Siria, con la que por desgracia se incrementa una vez más la triste cifra de víctimas inocentes.

paris-atentados-flores-696x464

(Q) Quinteto: Sólo con talento, buena gestión y unas dosis de suerte pueden lograrse cinco títulos en un solo año, y en 2015 vimos sendos casos en los que se mezclaron todos estos ingredientes. El F.C.Barcelona conquistó Liga, la Liga de Campeones, la Copa del Rey, la Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubes comandados por su tridente ofensivo mágico (Messi, Neymar y Suárez). No quedó a la zaga el Real Madrid de baloncesto, que bajo la batuta de sus bases (Llull y Rodríguez) se proclamó campeón de Europa 20 años después.

(R) Recuperación: El manido discurso de la recuperación económica de Mariano Rajoy se sustenta en frágiles números: 271.000 parados menos que los que dejó Zapatero pero con menos afiliados a la Seguridad Social, menos población activa y mayor temporalidad en los empleos que se generan. No obstante, agarrémonos a lo bueno, tendencia positiva y evolución mejor que en otros ciclos, gracias a los bajos precios de petróleo y a la política expansiva del Banco Central Europeo. El PIB crece al 2%, aún con la sombra de la desigualdad agigantada por los recortes sociales.

(S) Star Wars: La esperada séptima película de la saga se estrenó de cara a las Navidades y en unos pocos días rompió todos los récords de recaudación posibles: en su día de estreno superó los 119 millones de dólares en Estados Unidos y los tres millones de euros en España. Los incontables fanáticos de la serie encuentran en El Despertar de la Fuerza un homenaje a la trilogía clásica y la recuperación para la causa de los míticos Harrison Ford o Mark Hamill. Por no hablar del merchandising que ha acaparado las cartas a los Reyes Magos.

star wars

(T) Tsipras: La versión moderna del legendario David contra Goliat se decantó de parte del gigante. La Unión Europea con Alemania al frente no podía permitirse que un político de izquierdas contrario a proseguir con los recortes que habían hundido a Grecia (reducción del PIB en un 25% en 7 años), pudiera salirse con la suya y amenazar al establishment. Tras ganar las elecciones, Alexis Tsipras convocó un referéndum para votar por un acuerdo con Europa, ganando el no. Las represalias de Merkel y el resto de la Unión no se hicieron esperar, endureciendo más si cabe las condiciones económicas a cumplir por el pueblo heleno. El primer ministro tuvo que ceder en perjuicio de su credibilidad.

(U) Uber: Muchos analistas avisan de que la locura inversora en las start-up tecnológicas está construyendo una burbuja de parecido calibre a la que explotó a principios de siglo con las .com o con la mismísima sobreexposición al ladrillo. Uber, empresa estadounidense que conecta los pasajeros con los conductores de vehículos registrados en su servicio, ha alcanzado en sólo seis años de vida una valoración récord de 64.000 millones de dólares. Su penetración en España ha sido boicoteada por los taxistas -al considerarla competencia desleal- y por la propia Justicia. Para poder operar en Madrid o Barcelona ha tenido que limitar su abanico de conductores a aquellos con autorización administrativa para el transporte de personas.

(V) Volkswagen: La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos descubrió que Volkswagen estuvo manipulando durante siete años las pruebas para las emisiones contaminantes de sus coches diésel en EE.UU., gracias a un sofisticado software que permitía a los coches identificar cuándo se estaban midiendo las emisiones de los vehículos y alterar así sus resultados. Hasta 11 millones de coches en todo el mundo fueron manipulados y obligados a ser revisados para la eliminación del fraudulento sistema informático. ¿Sanciones? Testimoniales. ¿Se imaginan que una empresa española hubiese incurrido en semejante estafa? No somos alemanes…

(Contiene la W) Germanwings: Mala suerte y desde luego un horror es que el avión en el que viajes explote en el aire por una bomba, como le ocurrió en octubre al Airbus 321 ruso cuando sobrevolaba suelo egipcio con 224 personas a bordo. Pero el colmo es que un copiloto con problemas mentales no identificados por su propia empresa, Germanwings, decida liquidar su vida junto con la de 144 pasajeros inocentes (50 españoles) estrellando el avión deliberadamente contra una montaña. Andreas Lubitz aprovechó la salida del comandante de la cabina para cerrar la puerta e iniciar un descenso macabro entre los gritos de desesperación de tripulantes y viajeros.

(Contiene la X) Inditex: El fundador de la multinacional española de textil, Amancio Ortega, se coronó el 23 de octubre como el hombre más rico del mundo con una fortuna estimada de 72.330 millones de euros gracias al máximo histórico que alcanzaron las acciones de la compañía -el coruñés posee el 59,3% del total-. Dicho honor sólo duró unas horas, las que tardó Microsoft en revalorizarse en bolsa un 11% y por lo tanto reportar a Bill Gates 1.300 millones nada más levantarse de la cama y sin mover un dedo, volviendo éste al primer puesto de la lista Forbes. A fin de año el español bajó a la cuarta posición del ranking. Pobre.

RUEDA DE PRENSA TRAS LA REUNIÓN DEL CONSEJO DE MINISTROS

(Contiene la Y) Soraya: La vicepresidenta del Gobierno en funciones Soraya Sáenz de Santamaría se ha convertido en el peso pesado del Partido Popular y en la apuesta de Mariano Rajoy para su sucesión. La abogada vallisoletana se ha curtido como nexo de unión entre los ministerios y como portavoz del gobierno, dando la cara incluso en plena campaña en el televisivo debate a cuatro que esquivó su jefe. Ahora que la investidura del degradado Rajoy está harto difícil y en lontananza se atisban nuevas elecciones, hay quien cree que Soraya podría liderar al PP para generar una imagen de renovación en un partido masacrado por la corrupción.

Z (Zuckerberg): El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció con motivo del nacimiento de su hija la donación del 99% de sus acciones a obras filantrópicas, centradas en la erradicación de enfermedades y la aproximación de las condiciones de vida entre los niños de todo el mundo. En total son unos 45.000 millones de dólares que ponen de manifiesto la generosidad del joven neoyorquino. Muchos multimillonarios deberían tomar nota para el año 2016 que abre ante nosotros.

Abecedario resumen del año 2014

06/01/2016 at 22:17 2 comentarios

Un Rayo de solidaridad

La Liga de las estrellas, aquella cuyos clubes en el último verano se gastaron casi 500 millones de euros en fichajes, los mismos que deben 738,5 millones a Hacienda, no destaca por su compromiso social. Copan las secciones de deportes de los Telediarios con interminables crónicas de los entrenamientos y reiterativas ruedas de prensa, pero no es habitual ver a los Messis o Cristianos de turno implicarse a fondo con los más necesitados. En esa burbuja elitista con paredes de oro hay un grupo de profesionales que, conocedores del origen humilde del club en el que militan y su grado de penetración entre las clases más bajas, ha dado un paso adelante para revertir aunque sea una pequeña parte del beneficio que obtienen en esa sociedad tan depauperada por la crisis económica. Naturalmente hablamos del Rayo Vallecano, el único equipo de barrio de la Primera división.

El Rayito cuenta con el segundo presupuesto más bajo de la categoría (18 millones, por 520 que tiene Real Madrid o 509 el Barcelona), pero encabeza la clasificación de la solidaridad. El caso más sonado y que proporcionó al club madrileño resonancia internacional fue el auxilio de Carmen, una vecina del barrio de 85 años de edad y más de 50 bajo ese mismo techo, que fue desahuciada en el mes de noviembre con un desproporcionado despliegue policial al no poder afrontar su hijo el pago de un préstamo de 70.000 euros que tenía a la casa como aval. “Nosotros no nos vamos a quedar parados, vamos a ayudar a esa señora. Dentro de nuestras posibilidades vamos a ayudarle y a echarle una mano para que encuentre un sitio para que pueda vivir dignamente y no se sienta sola”, proclamó el entrenador del Rayo, Paco Jémez, un férreo zaguero que en sólo dos temporadas dejó huella como futbolista en Vallecas y que ahora, desde el banquillo, ha elevado al equipo a otro nivel con un fútbol ofensivo y muy vistoso.

Carmen, la vecina desahuciada de Vallecas y auxiliada por la plantilla del Rayo Vallecano

La alarma social que despertó este caso sacudió los cimientos del barrio y del propio club. Paco se comprometió a pagar el nuevo piso en alquiler de la anciana, aunque finalmente la afectada se conformó con el nada desdeñable cheque de 21.109 euros generado por el Rayo a través de una fila cero en la que colaboraron 159 personas y entidades. Carmen, abrumada por las interminables muestras de cariño recibidas en Vallecas y atesorando un orgullo encomiable, decidió devolver la mitad del cheque para que otra persona con urgencias vitales pudiera disfrutar de la generosidad de tanta gente. La cadena de la seguridad completó un nuevo eslabón con los 10.000 euros que el Rayo recuperó y que tuvo como destinatario a Wilfred Agbonavbare, un portero nigeriano que en los seis años que defendió los colores franjirrojos (1990-96) se convirtió en un referente por su buen hacer entre palos, su simpatía con la afición y una adaptación al populoso barrio como si hubiese nacido en la Avenida de la Albufera.

Al gran ‘Willy’ no le sonrió la vida. El cáncer de su mujer le obligó a gastarse todos los ahorros generados en su etapa profesional, de por sí no muy cuantiosos porque por entonces los millonarios no frecuentaban el mundo del fútbol y mucho menos en un equipo modesto. La enfermedad más temida no sólo se conformó con segar la vida de su esposa sino que decidió depositar sus tentáculos en el propio ya ex futbolista, que sobrevivía trabajando en una empresa de mensajería y entrenando puntualmente a porteros en equipos de Regional. Este pasado mes de enero y cuando empezaba a agonizar en la cama de un hospital, a sus 48 años, el Rayo emprendió una lucha contra el reloj para conseguir que sus tres hijos pudieran coger un avión desde Nigeria y ver una última vez a su padre tras una larga década sin haber mantenido contacto. El pasaje y la manutención corrió de cuenta del club pero, por desgracia, problemas con los visados provocaron que no llegaran a tiempo a Madrid. Sólo pudieron asistir al velatorio.

Wilfred, un portero recordado en el Rayo Vallecano

El compromiso del Rayo se ha manifestado en diversas ocasiones con pequeños gestos pero de enorme simbolismo. Fue el primer club que se adhirió a la reciente iniciativa lanzada por la Federación Estatal de Gais, Lesbianas, Transexuales y Bisexuales, para que los futbolistas profesionales lucieran cordones arcoíris en sus botas para celebrar el Día contra la homofobia, el 19 de febrero, reivindicando la diversidad sexual, haciendo que los estadios, vestuarios y gradas sean espacios “libres de violencia o discriminación contra la diversidad sexual. Sin olvidar el apoyo al fútbol base de la Comunidad de Madrid y cómo el club ofreció a un histórico de la región, el C.D.Aviación, el disfrute gratuito de sus instalaciones para que los niños pudieran jugar al fútbol todos los sábados después de que fueran desahuciado de sus terrenos de toda la vida en el barrio de Carabanchel. Solidaridad entre entidades enraizadas en el Madrid más obrero.

Tampoco es habitual que jugadores profesionales con unos notables emolumentos abracen una huelga general. No diremos que secundaran la convocada por los principales sindicatos en septiembre de 2010 contra el Gobierno de Zapatero y su reforma laboral, que es mucho decir, pero sí fueron sensibles a las demandas de no pocos aficionados que veían un dislate como el emblema del barrio hacía oídos sordos ante unas políticas que condenaban a miles de personas a la precariedad, máxime cuando los propios futbolistas estaban viviendo en sus propias carnes la incertidumbre de no cobrar en los últimos y turbulentos tiempos de María Teresa Rivero como presidenta. Aquel día el Rayo se convirtió en el único club en suspender los entrenamientos. Un gesto más que retrata a un club que necesita de los suyos, de a afición, del pueblo, para sobrevivir.

Artículo publicado en La Hoja de Vallecas

06/03/2015 at 21:57 Deja un comentario

Abecedario resumen del año 2014

Recién acabado el 2014, propongo un resumen con 26 claves en forma de abecedario de lo más significativo que ha acontecido durante este año a nivel político y social. Corrupción, ébola, desigualdad, independencia, monarquía y Podemos han sido algunos de los ‘trending topics’ de 365 días de palpitante información.

A Acometizaje: “Ha sido un pequeño paso para un robot, pero otro gran paso para la Humanidad”, decían algunos ingenieros entre risas parafraseando la mítica frase de Neil Armstrong. Es cierto. Después de 10 años de misión y tras una inversión de 1.300 millones de euros, la Agencia Europea Espacial firmó un hito científico: el aterrizaje de la sonda espacial Philae sobre la roca congelada de un cometa, a 511 millones de kms de La Tierra. Aunque falló el anclaje a la superficie, al no abrirse los arpones, se espera que cumpla con su cometido: transmitir información sobre la composición de un suelo a partir del cual se formaron los planetas del sistema solar.

B Botella: Como esposa del jefe se convirtió en concejal del Ayuntamiento de Madrid, en 2003, y como mujer de José María Aznar se erigió en alcaldesa en 2011 sin pasar por las urnas tras la marcha de Alberto Ruiz-Gallardón al ministerio de Justicia. Presiones en su partido y unas encuestas desoladoras han obligado a Ana Botella a renunciar a su elección el año que viene. Lógico tras la pésima gestión en la tragedia del Madrid Arena y de la huelga de limpieza, el rechazo como ciudad olímpica con “relaxing cup of” ridículo incluido, y los recortes sociales y de dotaciones básicas -que, por ejemplo, desembocaron en tres muertes por la caída de ramas en mal estado-.

Ana Botella, alcaldesa de Madrid

Ana Botella, alcaldesa de Madrid

C Corrupción: España se ha convertido en un país putrefacto que podría ser atravesado por una ardilla de chorizo en chorizo. El Caso Bárcenas, los EREs de Andalucía, las tarjetas opacas de Cajamadrid que permitían a Blesa, Rato y compañía barra libre para gastos privados sin tributar, la Operación Púnica liderada por Francisco Granados… Para combatir estas prácticas el Gobierno del PP presentó una ley de Transparencia que no es sino una operación de maquillaje electoral, sin entrar a fondo en dotar de más medios a una justicia que tiene una sobrecarga de trabajo superior al 150%. De facto se expulsa de la carrera judicial a elementos amenazadores (Baltasar Garzón o Elpidio Silva) y se indulta parcialmente a políticos condenados (Jaume Matas obtuvo el tercer grado tras no cumplir ni tres meses de su condena).

D Desigualdad: La crisis económica no ha provocado el mismo impacto entre los ciudadanos. En los cuatro primeros años de la crisis, el ingreso medio del 10% más pobre de la población española retrocedió 7,5 veces más que lo que cayó la renta del 10% más rico, apenas erosionada entre 2007 y 2011, según un informe de 2014 de la OCDE que sitúa a España como líder en materia de desigualdad. En Europa, los ingresos conjuntos de las 10 personas más ricas superan el coste total de las medidas de estímulo aplicadas en la Unión Europea entre 2008 y 2010 (217.000 millones de euros frente a 200.000). Un sistema insostenible.

E Ébola: Es desolador que en occidente el Ébola sólo parezca preocupar cuando nos afecta directamente, por mucho que un brote letal haya causado más de 5.000 muertos en África. España cobró eco internacional al convertirse en la primera nación fuera del ‘continente negro’ en sufrir el primer contagio por este virus, en las carnes de una enfermera que atendió voluntariamente a uno de los misioneros repatriados. El protocolo elaborado por el Ministerio de Sanidad hizo aguas y su titular, Ana Mato quedó en evidencia una vez más por su falta de conocimientos y nula capacidad comunicativa. El consejero del ramo de la Comunidad de Madrid, Javier Rodríguez, no dudó en echar la culpa a la mala praxis de la profesional: “Para explicar cómo quitarse o ponerse un traje no hace falta un máster”. Ambos políticos terminaron cesando de sus cargos.

F Fraking: Método de extracción de gas de la roca que, aunque lleva décadas empleándose, es ahora cuando más notoriedad está adquiriendo. Estados Unidos es el principal impulsor y espera en 2035 ser independiente energéticamente, mientras que los países productores de petróleo contraatacan con bajadas de hasta el 30% en el barril para dejarlo a niveles de 2010. El fraking puede sonar como música celestial en términos económicos, pero tiene sus serias contraindicaciones: contamina acuíferos y puede generar movimientos sísmicos. El Gobierno del PP ha clausurado el Proyecto Castor, de almacenamiento de gas frente a las costas de Vinaroz (Castellón), tras confirmarse la relación directa con hasta 512 pequeños seísmos en la zona, previa indemnización a una filial de ACS de 1.350 millones de euros. Que todos pagaremos en nuestro recibo de la luz. Zapatero regaló el proyecto a Florentino Pérez sin un mínimo estudio medioambiental.

G Gallardón: El político supuestamente más moderado del PP se quitó la careta según llegaba al ministerio de Justicia. Elevó las tasas judiciales para hacer desistir a muchos ciudadanos de intentar hacer valer sus derechos, redujo la asignación presupuestaria de abogados de oficio, aprobó una ley de amnistía para bloquear la memoria histórica y, sobre todo, elaboró la pomposamente la llamada “Ley de Protección de la Vida del Concebido” que prohibía el aborto en España con raras excepciones. Tan radical fue esta ley que, por motivos electorales, Mariano Rajoy se vio obligado a retirarla. Gallardón dimitió y anunció que se desvinculaba definitivamente de la política, salvo alguna cosa… Como cobrar 8.500 euros al mes por formar parte del Consejo Consultivo de Madrid en calidad de expresidente regional.

a2_gallardon

H Hollande: En una Unión Europea arrasada por los recortes preconizados por los gobiernos liberales de Angela Merkel en Alemania y David Cameron en Reino Unido, así como por ajustes impuestos por el Banco Central y el Fondo Monetario Internacional, la elección en 2012 del socialista François Hollande como presidente de la República Francesa parecía significar vientos de cambios en su compromiso por “una nueva Europa”. Sus llamamientos a una nueva política de crecimiento se fueron diluyendo al mismo ritmo que sus compromisos matrimoniales, hasta que en 2014 profundizó en una reforma laboral brutal y ordenó un ajuste de 50.000 millones de € en los próximos tres años. El islote socialdemócrata del continente ha tomado recetas conservadoras que probablemente serán su principio del fin, cómo le podría pasar al PSOE por sus recientes prácticas.

I Independencia: El Gobierno catalán de CiU con la asistencia de ERC lanzó un órdago al estado español con el referéndum por la independencia del 9 de noviembre, inconstitucional y declarado nulo. Durante años al PP le fue bien un discurso anticatalán por motivos electolares, empezando por su hostilidad contra el Estatut, y esto significó un incremento del nacionalismo en la región que se disparó con ciertas portadas del ABC o La Razón. Con mano izquierda probablemente Rajoy y Artur Mas hubiesen evitado el laberinto en el cual nos encontramos, pero estaban muy interesados en sacar rédito para dos partidos esencialmente iguales: con la corrupción campando a sus anchas y con políticas austericidas para el pueblo. Muy diferente fue el proceso en Escocia que culminó con el referendo oficial del 18 de septiembre que concluyó con un “no a la independencia” con el 55% de los votos.

J Jordi Pujol: El Molt Honorable Senyor, el histórico presidente de la Generalitat durante 23 años, el hombre que amaba a Cataluña por encima de todo, resultó que tenía un superior jerárquico: el dinero. El buen hombre ocultó a la Hacienda Pública una millonaria cantidad depositada en cuentas extranjeras que no se acordó de regularizar en 34 años, mientras algunos de sus hijos incurrían en supuestos delitos de corrupción que se están investigando. Jaume Matas, otro ex presidente regional, de Baleares, ya ingresó en prisión en este 2014 por un delito de tráfico de influencias. En el caso del Molt Honorable, cuando la justicia termine su tortuoso proceso estará criando malvas en algún paradisíaco paraje de La Garrotxa.

L Lucha: La impotencia e indignación ante los atropellos perpetrados por nuestros políticos pueden canalizarse mediante dos vías: no votándoles de nuevo y protestando en las calles. Las mareas por la descomposición de la educación y sanidad públicas -cuyas acciones judiciales permitieron la paralización de la privatización sanitaria en Madrid- han continuado dando colorido a las principales arterias de las ciudades durante un 2014 que se abrió con el conflicto del barrio burgalés de El Gamonal, que se puso en pie de guerra por la decisión del ayuntamiento de construir un bulevar -y cambiar la fisionomía de la zona- gastando la friolera de 8,5 millones de €. Y acabamos el año con las protestas de los enfermos de la hepatitis C, que solicitan que la Seguridad Social sufrague el coste de un nuevo medicamento muy efectivo para la curación de los 30.000 infectados severos que existen en España.

M Manipulación: El periodismo también está en crisis. Los grandes medios cada vez están controlados por un mínimo número de empresas, el chorreo de despidos de profesionales es continuo, las amenazas están a la orden del día y los sueldos a ras de lo vergonzante. Un caldo de cultivo ideal para la consolidación de la manipulación informativa. En este año hemos visto cómo la empresa editora del periódico El Mundo despedía a su histórico fundador, Pedro J. Ramírez, por ser incómodo para el Gobierno del PP; a El País cambiando de director para “centrar” la línea editorial y dejando sin espacio a la prensa diaria de izquierda; o a RTVE nombrando como nuevo presidente a José Antonio Sánchez, con una larga experiencia de manipulación informativa en la propia corporación pública y en Telemadrid. Siempre nos quedará Internet y sus periódicos digitales.

N Necrológicas
: El fallecimiento de Adolfo Suárez, el primer presidente de la democracia española, ocupó decenas de hojas en los periódicos y nos permitió recordar aquella transición que, aunque imperfecta, cumplió su objetivo de pacificación en momentos muy complicados. El mundo de la cultura se ha visto sacudido por las muertes de autoridades como Gabriel García-Márquez, Ana María Matute o Joe Cocker; en el ámbito deportivo destacó el adiós del mítico futbolista Alfredo Di Stéfano y en cuanto a la empresa perdieron la vida dos de los grandes empresarios de España: Emilio Botín e Isidoro Álvarez.

a4_suarez

(Contiene la) Ñ Pequeño Nicolás: La picaresca made in Spain en forma de jovencito imberbe. Este crío de 20 años de orígenes humildes se las apañó para codearse con grandes elites del país, llegando a estar presente en la coronación de Felipe VI, y supuestamente para estafar a decenas de personas a los que prometía negocios por sus contactos en la administración. Según afirma, coloboró con el CNI y con la vicepresidencia del Gobierno. Fue detenido en Madrid por presunto delito de falsedad, estafa y usurpación de identidad. Sea verdad o en gran parte una película de ficción, la historia de Francisco Nicolás demuestra la vulnerabilidad del sistema.

O Ortega Cano: Increíble, pero cierto. Nuestros ojos han visto cómo dos grandes iconos del famoseo han pisado la cárcel, demostrando que la justicia, aunque desesperadamente lenta, a veces hasta funciona. El extorero José Ortega Cano rompió la veda ingresando en una prisión zaragozana tras acabar con la vida de un inocente conduciendo borracho. Meses después le tocó el turno a la tonadillera Isabel Pantoja, quien hizo el paseíllo en Alcalá de Guadaira tras su condena por blanqueo de capitales. En ambos casos el factor de ejemplaridad y la alarma social que despertaría la absolución han sido claves para que estén ¿dos años? a la sombra.

P Podemos: El bipartidismo PPSOE que ha repartido el pastel entre dos sin dejar ni las migajas, está próximo a su fin merced a la espectacular irrupción de Podemos. Un partido fundado hace justo un año ha sido capaz de empatizar con el pueblo en un tiempo de récord para conseguir cinco eurodiputados en sus primeros comicios y amenazar con ganar las elecciones generales de 2015 según las encuestas de intención de voto. La formación del partido desde las bases, la elección con listas abiertas y un discurso crítico contra las políticas de austeridad y muy agresivo contra la corrupción de las “castas” han sido sus grandes avales. La infinita presencia mediática de su líder, Pablo Iglesias, también ha tenido su influencia porque antes otras pequeñas formaciones ya elaboraron un programa similar que quedó en el olvido por la nula repercusión en televisión.

(Contiene la) Q Monarquía: La Casa Real española naufragaba entre sus peores cuotas de popularidad cuando Juan Carlos I decidió abdicar en su hijo Felipe. El proceso judicial abierto contra su yerno Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina por delitos fiscales -y que les podría de costar hasta 17 y 4 años de cárcel, respectivamente-, el decadente estado físico del monarca y sus discutibles aficiones a la caza de elefantes en África y de jovencitas alemanas, obligaron al relevo para salvaguardar la institución. Con Felipe de Borbón la monarquía pretende dar un vuelco en su imagen pública y revestirse de modernidad, cosa nada sencilla para una entidad medieval que emana de la sangre y no del voto.

R Ramos: El Real Madrid completó un año histórico con la conquista de cuatro títulos: la Copa del Rey, la Supercopa de Europa, el Mundialito de Clubes y, sobre todo, la décima Copa de Europa. Sergio Ramos fue el héroe: un gol de cabeza en el minuto 93 forzó la prórroga en la final ante el Atlético de Madrid y permitió al conjunto blanco hacerse con la gloria. Meses después y en la final del Mundialito ante el San Lorenzo argentino, Ramos volvió a marcar. Uno de los mejores defensas del mundo convertido en héroe como delantero centro.

a5_ramos

S Sánchez: Los últimos años de postración del Gobierno de Zapatero a los mercados, incluidas modificaciones de la Constitución con alevosía y nocturnidad, hirieron de muerte al socialismo español. El aferramiento a la poltrona de Rubalcaba, corresponsable como miembro de las ejecutivas de ZP, apuntaló el despiece del PSOE en un proceso imparable inversamente proporcional al ascenso de Podemos. Rubalcaba no tuvo más remedio que renunciar y Pedro Sánchez, un semidesconocido diputado, se convirtió en secretario general tras unas primarias abiertas. El político madrileño quiere impregnar de regeneración al partido y no duda en afianzar su figura ante la audiencia por cualquier medio, aunque sea llamando a “Sálvame”. Veremos si su moderna estrategia, exótica para muchos, consigue un milagro electoral.

T Terrorismo virtual: Con la banda terrorista ETA en liquidación y situación de paz en el País Vasco, había que buscar nuevos enemigos. Las autoridades entienden que las dinámicas redes sociales son pasto de peligrosos criminales a las que hay que poner coto. En 2014 se han detenido a más de 40 personas en España por apología del terror a través de Twitter y Facebook, casi siempre por amenazar o insultar a grandes mandatarios políticos de los principales partidos, o por aplaudir asesinatos. Todos se enfrentan a penas de hasta 15 años de cárcel, uno o dos grados menos que si realmente hubiesen perpetrado un asesinato. Nadie en sus cabales puede entender a estos tarados que en muchos casos se intentan esconder en el (falso) anonimato de la red, pero a todas luces son acciones y penas desproporcionadas.

U Ucrania: La Guerra Fría que libraron Estados Unidos y la Unión Soviética durante parte del siglo XX volvió a planear sobre el orden mundial. El cese del presidente prorruso Yanukovich tras las protestas sociales que pedían un mayor acercamiento de Ucrania a la Unión Europea derivó en la proclamación unilateral de independencia de la península de Crimea, compuesta por una mayoría de población rusa. La inestabilidad situación política ha generado diferencias cada vez más marcadas entre Puttin y Obama, además de sanciones por parte del bloque occidental. Un misil supuestamente lanzado por prorrusos derribó un avión malayo con 298 pasajeros.

V Verja: A lo largo de 2014, año récord en materia migratoria en Melilla, alrededor de 5.000 inmigrantes han entrado a la ciudad autónoma, de los que alrededor de 2.100 lo han hecho a través de la valla perimetral. En Ceuta la situación no ha sido mucho mejor. Un problema de lesa humanidad en la frontera del mundo entre países con mayor diferencia económica. Las medidas del Gobierno se limitan al campo de los obstáculos: cuchillas, vallas más altas, antidisturbios capaces de disparar a personas a nado y tubos de aspersión de agua con pimienta. Todas ellas ineficaces porque la desesperación mueve al hombre a cualquier cosa con tal de llegar a su “tierra prometida”.

a6_valla-melilla

W WhatsApp: El sino de las grandes empresas tecnológicas es invertir una investigación y desarrollo para desarrollos lo más puntero posibles salvo que una compra megalómana acorte el trabajo. A Facebook no le tiembla el pulso a la hora de mostrar la chequera, desde luego. Compró WhatsApp por la friolera de 16.000 millones de dólares para tomar la iniciativa en el negocio de la mensajería instantánea.
Por cierto, WhatsApp lanzó una actualización de su sistema que permitió a cada usuario saber cuándo su mensaje había sido leído por su contacto (las famosas marcas azules). La presión en las redes sociales le obligó a relajar esta funcionalidad.

Y Yihad: El año 2014 ha experimentado el recrudecimiento del terrorismo musulmán con la extensión del Estado Islámico, que ha establecido un califato en parte de Siria e Irak y horroriza al mundo con sus persecuciones a quienes considera infieles. Brutales fueron los vídeos con las decapitaciones de periodistas estadounidenses. Los gobiernos árabes y occidente en general observan con temor como este grupo radical se fortalece con más hombres -muchos procedentes de Europa- y medios más sofisticados para extender su radio de acción sin piedad con los civiles con los que se cruzan en su camino. Recién entrado 2015, dos terroristas mataron en París a 12 trabajadores de la revista satírica Charlie Hebdo.

(Contiene la) Z Ley Mordaza: La prueba de que cuando los poderes fácticos pisotean al ciudadano, éste no va a tener derecho si quiera al recurso al pataleo. El Gobierno aprobó la Ley de Seguridad Ciudadana (pero coloquialmente conocida como “ley mordaza”) especialmente diseñada para acabar con los movimientos sociales. Por poner sólo unos ejemplos, se podrá multar hasta con 600.000 € por celebrar espectáculos o actividades recreativas en contra de la prohibición ordenada por la autoridad correspondiente, o 30.000 por manifestarse frente a la sede del Congreso, del Senado o de parlamentos autonómicos si se “perturba la seguridad”, o por impedir un desahucio.

10/01/2015 at 22:52 3 comentarios

La Fiesta del Cine, la supervivencia del cine

 La Fiesta del Cine con sus entradas a 2,90 euros ha sido todo un éxito. Durante tres días las interminables colas de antaño han vuelto en torno a las taquillas para taquicardia del exiguo personal que las atiende, las butacas de la primera fila que tenían telarañas han alojado por fin el trasero de algún ejemplar ciudadano, los cinéfilos han derramado alguna lagrimita de emoción con la esperanza de que el séptimo arte no siga languideciendo y los ingresos se han disparado en relación a los obtenidos en días similares, a pesar de los descuentos de hasta el 70% por billete. El “todos contentos” origina una pregunta tan lógica como recurrida: ¿Es el elevado precio de la entradas de cine el que ha espantado al personal?

 Los datos son demoledores: 141 salas cerradas en toda España en apenas 15 meses, un 12% de puestos de trabajo perdidos en el sector y una caída de ingresos del 42% en solo un año. La respuesta del mundo del cine ante este desastre no ha sido de autocrítica, sino de autodestrucción, manteniendo los precios a niveles estratosféricos en relación a la disponibilidad económica del españolito de a pie en estos turbulentos tiempos. Después profundizaré a este harakiri del sector, pero el vil dinero no nos puede hacer olvidar que en el hundimiento del cine intervienen otras variables también importasntes:

  •  La calidad media de las películas se ha desplomado en cuestión de una década. Antes podías ir todas las semanas al cine y ver un largo de altos quilates, mientras que en la actualidad para ir una vez al mes te puede costar un riñón encontrar un título sugerente. Remakes sin ideas, secuelas palomiteras e infinitas películas para el público infantil predominan en una cartelera marcada por la falta de ideas, la ausencia de ingenio y por la pérdida de directores y actores de gran carisma que no han encontrado reemplazo. Buena muestra de ello es que, incluso en casa, hayamos suplido el visionado de largometrajes por el de series. Son más cortas y tienen más categoría.
  • Ir al cine ha dejado de ser un acontecimiento social. El centro de Madrid estaba plagado de cines de enorme encanto y era impagable darte un paseo por la Gran Vía un domingo por la tarde, tomar el sol en la Plaza de España, merendar un chocolate con churros en San Ginés y ver una película en alguno de esos templos del séptimo arte. En 2013, la inmensa mayoría de esos cines han sido sustituidos por las clónicas tiendas de H&M o Mango, y en el mejor de los casos, por glamurosos teatros de musical-trampa para el turista. Ahora el mando lo ostentan los multicines alojados en los grandes centros comerciales del extrarradio con carteleras casi idénticas, repleta de dibujos para engatusar a familias con niños que entre las entradas, las palomitas y la compra del Carrefour se dejan medio sueldo.

  • El cine ha sido minimizado por la competencia. Había tiempos en los que ver la última película de Paul Newman y Robert Reford era prácticamente la única forma de disfrutar el tiempo de ocio, o, si acaso, ver al Atleti empatar en el Calderón. En pleno siglo XXI, en la era de Internet, tenemos a nuestra disposición miles de opciones: ver el fútbol en la tele por cable, jugar con la Wii con los colegas, tragarnos dos temporadas de Lost del tirón o llevarnos a nuestros sobrinos a un parque temático. O quedarnos toda la tarde revisando el Facebook porque, no lo olvidemos, somos cada vez menos sociales. E ir al cine ha sido tradicionalmente una actividad de grupo.

  • Las descargas de internet han ampliado las posibilidades de visionar cine y la respuesta del universo cinematográfico ha sido la nada absoluta. En vez de aprovechar las nuevas tecnologías para ofrecer a los clientes productos económicos, SGAE y acólitos se han empeñado en intentar poner puertas al campo con reglas como la Ley Sinde destinadas al fracaso. Tan necesario y lógico es que la cultura no puede ser totalmente gratis (detrás hay creadores que no viven del aire) como que tenga precios competitivos y esté al alcance de cualquiera.

Imagen

 Si unimos los factores antes enumerados al escandaloso precio de las entradas, podemos cuantificar con dos dígitos la pérdida de asistentes a los cines durante los últimos años hasta llegar a la hecatombe del pasado junio, cuando se pulverizó la peor recaudación de la historia en un 30%. Comparamos estos datos con los resultantes de la Fiesta del Cine a la que se sumó el 90% de los complejos de España: cerca de 850.000 espectadores en las jornadas de lunes y martes, llegando a ser un 900% más que el mismo día de la semana anterior con el precio habitual. Evidentemente este desbordamiento de la pasión no se mantendría en el caso de que se normalizara una tarifa asequible de forma permanente, porque desaparecerían los factores “novedad” y “protesta” que han movilizado en parte a los ciudadanos; pero a buen seguro favorecería un fuerte crecimiento de la cultura del cine al igual que el lowcost aéreo ha permitido a muchas personas con pocos recursos económicos conocer otros países. Teniendo en cuenta que:

  • El precio de la entrada en España está por encima de la media europea en términos comparativos con los salarios. En Madrid sale más caro ir al cine que en París, Berlín, Bruselas, Viena, Dublín, Estocolmo, Lisboa, Oslo, Helsinki, Luxemburgo… o Nueva York.

  • Por decisión del Gobierno del PP, el iva cultural se igualó con el tipo máximo: el 21%. En Francia y Alemania se paga el 7%, en Portugal el 13%, en Holanda el 6%, Irlanda el 9%… o en Noruega un 0%. Y, paradojas de la vida, ver un partido de fútbol en España supone el pago de un iva reducido del 10%.

 ¿Y quién se queda con los casi diez euros que cuesta ya una entrada en muchas salas de España? Pancho Casal lo resume perfectamente en su blog en una entrada que, aunque un poco antigua, tiene vigencia. Simplificando y dejando aparte el iva y el pertinente 2% que se lleva la SGAE, alrededor del 50% queda en manos de los propietarios de los cines, el 30% a disposición de los productores de la película y el otro 20% para los distribuidores. 

 ¿Hay salida para el mundo del cine? Por supuesto. Es necesario un nuevo modelo cimentado en la calidad de las películas en contraposición a las morrallas infumables que las grandes productoras obligan a proyectar a cambio de los derechos del Avatar de turno; un compromiso de los propietarios de los cines a moderar las tarifas paralelamente a la minimización de la distribución que tanto encarece los productos en todos los sectores de la economía; que el Estado entienda que la cultura es un pilar básico de la condición humana que no puede gravarse con un 21%; y, mirándonos al ombligo, que llegado el caso de que podamos ir barato al cine, lo hagamos y no nos conformemos con descargarnos las películas en casa.

23/10/2013 at 22:12 1 comentario

#23F, una marea en defensa de la democracia real

España vivió el 23 de febrero de 1981 el principal atentado contra el estado democrático y constitucional desde la muerte de Franco: el golpe en pleno Congreso de los Diputados liderado por Tejero que a punto estuvo de sumir a nuestro país en la oscuridad en la que estuvo inmersa durante 40 largos años. Pues bien, 32 años después y en idéntico día, hemos vivido el proceso contrario. Miles de personas se manifestaron por las calles de hasta 80 ciudades españolas con el fin de plantar cara a otro golpe de estado. Un golpe sin armas, relativamente pacífico. Pergeñado desde los despachos y con el supuesto aval de los votos. Pero de consecuencias funestas para el pueblo por la desmantelación del estado de bienestar.

Madrid vivió la marcha más multitudinaria a través de cuatro columnas que confluyeron en la Plaza de Neptuno, lugar que se está convirtiendo en emblemático para estas reivindicaciones ciudadanas por la cercanía a un Parlamento en gran parte responsable de la cada vez más precaria situación de los españoles en esta brutal crisis que nos está azotando. Bajo el lema común de “No al golpe de Estado financiero. No debemos, no pagamos“, las columnas pusieron un tono tricolor a las calles de la capital: el verde de la “marea” de profesores que a lo largo de los últimos tiempos se han hecho con un hueco en nuestras conciencias en busca de una educación pública y de calidad; el blanco de las batas del personal sanitario que se movilizan no por la defensa de sus privilegios, como intentan vender los políticos, sino por una atención médica universal y gratuita; y por último, el negro de los mineros que se han convertido en un símbolo social por su espíritu de lucha.

Gran marcha el #23F contra los recortes

Gran marcha el #23F contra los recortes

La Puerta del Sol, la Glorieta de Embajadores, Colón y Vallecas fueron los puntos de partida de las diferentes columnas. Los primeros en partir fueron los concentrados en la avenida Ciudad de Barcelona que, detrás de una pancarta con el eslogan “Contra el paro y los recortes, Vallecas no se calla“, no escatimaron en cánticos y gritos contra los poderes políticos y financieros cuya irresponsabilidad están llevando a este país en particular y a Europa en general a una situación límite. “¡Sanidad pública, sanidad pública!”, “la sanidad no se vende, se defiende”, “lo llaman democracia y no lo es” fueron algunas de las proclamas más socorridas a lo largo de su recorrido, en un ambiente festivo con acompañamiento músical que tuvo su preámbulo con una comida popular autogestionada en la Plaza Vieja.

Casi trescientas organizaciones sociales, sindicales o ecologistas, más las numerosas asambleas del 15M repartidas por las principales ciudades del país, se adhirieron a una convocatoria que fue ampliamente secundada por los ciudadanos a pesar del intenso frío que hacía aquel sábado por la tarde por el temporal de viento frío que causó estragos en numerosos puntos de la península. Otros colectivos especialmente afectados por los recortes, ya sean públicos o privados, tuvieron una destacada presencia y dejaron su particular huella en las marchas. Ejemplos de ello son los miembros de la plataforma Salvemos Telemadrid, incluidos en un brutal ERE que afectará a la friolera de 829 trabajadores, o a los empleados de Iberia que han visto cómo la presentación un ERE dejará en la calle a otros 4.500.

El grito de “¡Sí se puede!” resumió el sentir de todos los que salieron a las calles este #23F. No debemos resignarnos ante la privatización de la sanidad (siendo Madrid el más triste ejemplo, con 6 hospitales y 27 centros de salud), la instauración de un repago farmacéutico, la precarización de la escuela pública (menos medios, menos profesores) en beneficio de la privada (incluyendo deducciones fiscales), los desahucios ejecutados por aquellos bancos que han sido rescatados con nuestro propio dinero, o la subida de impuestos que afectan en mayor medida a las clases bajas y medias. No debemos resignarnos ante la corrupción política que copa día tras día las portadas de los periódicos, ante el poder fáctico financiero que está determinando en alianza con esos supuestos servidores de lo público las políticas de austeridad que no hacen sino arruinar el presente y futuro de la gente. No podemos resignarnos ante la supresión de los más mínimos derechos laborales que nos van a convertir, intencionadamente, en la China de Europa. Sí, se puede. Pero no sólo a través de Facebook o Twitter desde la comodidad del sofá de casa. Sólo se podrá cambiar si desbordamos las calles, pacíficamente, pero con la fuerza de nuestra unión.

25 motivos para rodear el Congreso

25/02/2013 at 12:02 Deja un comentario

El timo de las grandes superficies, la estafa del capitalismo

Iba tan tranquilo en el tren de vuelta a casa, jugando al Apalabrados a la vez que ojeaba el periódico, cuando, entre titular y titular, entre corruptela política y nueva andanza de Paquirrín, detuve la mirada en una noticia que me llamó poderosamente la atención. La patronal de las grandes superficies, que engloba a 17 grandes compañías como El Corte Inglés, Ikea, Mediamarkt, Carrefour o Eroski, proponía de cara al nuevo convenio colectivo del sector una reducción general de salario base y la supresión del plus de festivo para los 230.000 trabajadores adheridos.

A medida que leía la noticia mi estupefacción se disparaba hacia el infinito. Esas mismas empresas que en plena crisis han multiplicado sus beneficios, o en el peor de los casos, aun reduciendo las ganancias respecto a los años anteriores han seguido obteniendo plusvalías millonarias, están empeñadas en precarizar las condiciones de trabajo de miles y miles de personas acogidas a un convenio colectivo de por sí bastante cruel, siempre con el beneplácito de la reforma laboral del Rajoy. Quién no conoce a un familiar o un amigo que haya trabajado en uno de estos centros con una experiencia personal no precisamente gratificante: turnos enloquecidos, plena disponibilidad y baja remuneración (que oscila entre los 13.368 € brutos por un ‘junior’ hasta los ridículos 16.359 € para un perfil técnico).

El horror de las grandes superficies

Pues bien, la patronal Anged está por la labor de eliminar una paga extra, los pluses por festivo y antigüedad, así como rebajar la mensualidad hasta un 5% a todos los trabajadores si el índice de ventas se reduce en idéntico porcentaje en comparación con las cifras de 2005, año tomado como referencia y que recordemos era previo a la recesión originada en 2008 tras la quiebra de Lehman Brothers en Estados Unidos. O sea, equiparamos datos de 2013, con un país que roza los seis millones de parados, con muchos trabajadores con sueldos congelados e incluso mutilados, y con un iva del 21% que no precisamente incentiva el consumo, con las estadísticas de un 2005 aún viviendo de las rentas del ‘boom’ inmobiliario.

La excusa esgrimida por la patronal es todo un clásico del siglo XXI: mejor reducir salarios que acometer despidos. Pero no cuela. Ya no es que Anged contemple la posibilidad de aplicar reducciones de jornada, sino que desea un aumento de la jornada laboral anual en 56 horas por trabajador. Como diría el querubín Gerardo Díaz-Ferrán, “trabajar más y ganar menos”. Es decir, trabajo hay, pero usando el argumentario capitalista más salvaje se intenta exprimir el limón en el eslabón más bajo para el beneficio de unos pocos. Sólo hay que ver algunos de los últimos balances económicos: El Corté Inglés obtuvo un beneficio de 210 millones de € en 2011, Mercadona ganó 474 millones, Día triplicó su beneficio hasta superar con creces los 100 millones, Ikea ganó un 10% más. Y así todo.

Y si ha bajado el consumo, ¿cómo pueden seguir ganando tanto? Básicamente, a costa del pequeño comercio. Los minoristas no tienen las gigantes posibilidades de financiación que los Carrefour o Alcampo de turno y sus modestos recursos no les permite abrir los siete días a la semana permitidos con la liberalización de los horarios comerciales decretados por regiones como Madrid. Tampoco recurren a contratas terceras de negrísimo pelaje. Las grandes enseñas disponen de mayor margen de aplazamiento de pago a proveedores, ingentes posibilidades de presión a los productores para que vendan a la baja y cobertura para sacar del mercado a toda mosquita que pueda amenazar sus ansias de poder. Por no hablar de las discutibles estrategias fiscales que emplean y que lesionan los intereses de la Hacienda española. Por ejemplo, los 366 millones que han sido reclamados a Carrefour.

El ciudadano de a pie también debería hacer una autorreflexión. La liberalización de los horarios comerciales nos puede parecer maravillosa porque nos permite pasar el domingo en Xanadú esquiando, comprando ropa en Zara y la comida semanal en Hipercor. Pero hay miles de trabajadores que fin de semana, sí, fin de semana también, ven destrozado cualquier atisbo de conciliación laboral y familiar para que, encima, les quiten el ínfimo plus. Trabajadores que antes libraban los domingos y ahora lo hacen los martes, o los lunes. Porque la previsión de la Comunidad de Madrid acerca de la creación de 22.500 empleos con la flexibilización comercial ha quedado en la nada, puesto que las grandes superficies han recurrido mayormente a mover los turnos ya existentes y blindar el fin de semana, en vez de contratar a gente de refuerzo.

Clientes en Carrefour

Así pues, estamos ante la Meca del capitalismo: empresas con un afán desmedido por los beneficios amparadas por nosotros, los borregos del siglo XXI, que dejamos en el olvido al pequeño comercio, el de toda la vida, para recluirnos el domingo enterito en centros comerciales clónicos. Y otro whopper, por favor.

Yo también odio a Mercadona

23/01/2013 at 18:06 Deja un comentario

Entradas antiguas


Follow Reflexiones en lontananza on WordPress.com

Actualizaciones de Twitter

Categorías

Archivo

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: