También la lluvia es nuestra

El mundo no ha cambiado tanto como puede parecer en los últimos cinco siglos. Sí, tenemos Internet donde antes había mensajes dentro de botellas, cambiamos de continente en lo que echamos un sueño en el avión y ya no guerreamos a caballo y con espadas. Pero las relaciones de poder mantienen su naturaleza original hasta…

Tu voto: