Posts tagged ‘recortes’

El liberalismo según Esperanza Aguirre

Tras dimitir como presidenta de la Comunidad de Madrid dijo que se mantendría alejada de la primera línea de la política, pero se reservaba el derecho a continuar al frente del Partido Popular de Madrid. Cobrando, claro. Abandonaba el cargo electo pero se aseguraba un espacio de responsabilidad en el partido desde el cual estar bien posicionada para pisotear la cabeza de Mariano Rajoy cuando fuera menester. En efecto, Esperanza Aguirre compagina su bien remunerado trabajo como cazatalentos con esporádicas apariciones mediáticas para atizar al personal, casi siempre, y para dictar cátedra sobre cómo salir de la crisis, siempre. Su propuesta: menos Estado, más libre mercado y más individualismo. Sobre todo para ella y los que le rodean.

Esperanza Aguirre, ex presidenta de la Comunidad de Madrid

Aguirre ha sido una estudiosa de la historia económica. Como ministra de Cultura fue incapaz de reconocer a Santiago Segura y definía a “Sara Mago” como una excelente pintora, pero al parecer se ha leído hasta la última coma de los postulados más conservadores: la Escuela de Austria, la Escuela de Chicago. Analizó con profusión las gestiones de Margaret Thatcher y su contemporáneo Ronald Reagan para llegar a una conclusión, toda una fuente de vida: la no intromisión del Estado en las relaciones mercantiles entre los ciudadanos, quedando limitado a un mero papel vigilante del respeto a la libertad individual; reducción de los impuestos a su mínima expresión y eliminación de cualquier regulación sobre comercio o producción. Una ley de la selva en la que normalmente ganan los ricos y poderosos.

Pero resulta que esta condesa consorte de Murillo con rango de Grande de España y nieta de condes, tira de un reportorio liberal que no es ni austriaco ni de Chicago, sino muy cañí. Analicemos algunos de los grandes hitos de Esperanza Aguirre y compañía:

  • A pesar de que desde muy joven perteneció al Club Liberal de Madrid, recién acabada la carrera de Derecho decidió que lo mejor que podía hacer era convertirse en funcionaria. Nada de pasantías, nada de soportar el sueldo y horario de mierda que en su libertad le impusiera su jefe. Con 24 años aprobó la oposición a Cuerpo de Técnicos de Información y Turismo y pasó a mamar de la teta de la administración de la que tanto despotrica. Su única experiencia en la empresa privada la está ejerciendo en la actualidad.
  • En todo un caso aplicable de las máximas liberales de igualdad de condiciones, respeto a las libertades generales y premio al esfuerzo individual, Aguirre accedió a una jefatura en el ministerio por elección directa de su tío, Ignacio Aguirre Borrell, por entonces secretario de Estado con el gobierno de UCD.
  • No deja de ser sorprendente -y sonrojante- que la principal enemigo del Estado como elemento controlador del espectro político y económico lleve tres décadas viviendo de lo público: como concejala de Madrid, como ministra de Educación y Cultura con Aznar, como presidenta del Senado y como presidenta de la Comunidad de Madrid. Y eso que, en su liberal opinión, el desempeño de cargos públicos debe ser temporal.
  • Sus familiares, a buen seguro tan liberales como ella, también se guarecen en la administración pública: su hijo es asesor en el ministerio de Economía y tiene como principal misión sentarse en el consejo del Club de Campo Villa de Madrid; su hermana es asesora de una concejala del PP en el Ayuntamiento de la capital y su primo fue fichado por Rodrigo Rato como consejero en Bankia. A todos ellos les une una fuerte pasión por el golf, deporte que ha favorecido Esperanza Aguirre durante su mandato con la apertura de numerosos campos y para el que pide la aplicación de un iva reducido. Ojo: su marido es vicepresidente de la Federación Española de Golf, su hermana es presidenta de la empresa Madrid Golf y otros familiares son consejeros en empresas relacionadas.
  • Se tienen que terminar los subsidios, subvenciones y mamandurrias“. Es el mantra habitual de nuestra heroína de cara al exterior, especialmente aplicado a sus odiados sindicatos. De puertas para adentro la lectura es diferente. Su esposo, Fernando Ramírez de Haro Valdés, un noble de España que es descendiente directo de Felipe El Hermoso, cuenta con enormes fincas agrícolas y ganaderas en diferentes puntos de España bien retribuidas por las subvenciones de la Unión Europea. La familia de este noble tiene otros terrenos a los que extrae pingües beneficios por su cesión a la administración, como ocurrió con la estación del AVE de Guadalajara a ¡15 minutos de la ciudad!
  • Viñeta cómica sobre Esperanza Aguirre

    Crédito: Manel Fontdevila

  • Sus mejores amigos son, claro, personas muy liberales. Veamos algunas de ellos: Rato, al que todos conocemos por su nefasta gestión como gerente del FMI y al frente de Bankia; Arturo Fernández, presidente de la patronal madrileña, empresario de hostelería que casualmente tiene adjudicado el servicio de comidas en la Asamblea de Madrid, también con asiento en el consejo de Bankia y a quien recientemente se le pilló pagando en negro a sus trabajadores. Y qué decir de Gerardo Díaz-Ferrán, aquel expresidente de la CEOE que decía que “Esperanza Aguirre era cojonuda” y que ahorá está en prisión.
  • La conservadora política ha sido siempre el azote de las dictaduras -básicamente de izquierdas, como la cubana- y de los gobiernos proclamados por ella misma como populistas, como el del difunto Hugo Chaves. Como buena liberal, tiene claro que la soberanía del pueblo es la única forma de gobierno compatible con el derecho fundamental del hombre a su libertad. Por eso accedió a la presidencia de la Comunidad de Madrid gracias a la “misteriosa” fuga de los diputados socialistas Tamayo y Sáez.
  • También es una ferviente defensora de la libertad de expresión. De ahí que recién aterrizada en su despacho de la Puerta del Sol designara a su ex jefe de prensa, Manuel Soriano, como director general de Telemadrid, una persona “independiente y plural”. Acusó al presentador de informativos Germán Yanke en una entrevista en directo de “comprar los argumentos del adversario” (que acabó con su cese). Y decidió conceder la inmensa mayoría de los frecuencias de radio y TDT a Pedro J. Ramírez, Federico Jiménez-Losantos, Intereconomía y otros grupos afines. Para compensar la mayoría roja, por supuesto.
  • Las privatizaciones son esenciales para el mantenimiento de la economía, y si benefician a los suyos, mucho mejor. La sanidad madrileña es un caso flagrante. Su ex antiguo consejero Juan José Güemes, a la sazón marido de Andrea Fabra, consiguió para la empresa de análisis clínicos para la que trabajaba un servicio que él mismo privatizó. Otro ex consejero de Sanidad, Manuel Lamela, asesora a la empresa que gestiona un hospital que él adjudicó.

A Adam Smith y a David Ricardo les faltó una premisa básica en su histórica teoría del liberalismo económico: el expolio de lo público. Esperanza Aguirre nos lo ha recordado.

04/05/2013 at 12:13 1 comentario

#23F, una marea en defensa de la democracia real

España vivió el 23 de febrero de 1981 el principal atentado contra el estado democrático y constitucional desde la muerte de Franco: el golpe en pleno Congreso de los Diputados liderado por Tejero que a punto estuvo de sumir a nuestro país en la oscuridad en la que estuvo inmersa durante 40 largos años. Pues bien, 32 años después y en idéntico día, hemos vivido el proceso contrario. Miles de personas se manifestaron por las calles de hasta 80 ciudades españolas con el fin de plantar cara a otro golpe de estado. Un golpe sin armas, relativamente pacífico. Pergeñado desde los despachos y con el supuesto aval de los votos. Pero de consecuencias funestas para el pueblo por la desmantelación del estado de bienestar.

Madrid vivió la marcha más multitudinaria a través de cuatro columnas que confluyeron en la Plaza de Neptuno, lugar que se está convirtiendo en emblemático para estas reivindicaciones ciudadanas por la cercanía a un Parlamento en gran parte responsable de la cada vez más precaria situación de los españoles en esta brutal crisis que nos está azotando. Bajo el lema común de “No al golpe de Estado financiero. No debemos, no pagamos“, las columnas pusieron un tono tricolor a las calles de la capital: el verde de la “marea” de profesores que a lo largo de los últimos tiempos se han hecho con un hueco en nuestras conciencias en busca de una educación pública y de calidad; el blanco de las batas del personal sanitario que se movilizan no por la defensa de sus privilegios, como intentan vender los políticos, sino por una atención médica universal y gratuita; y por último, el negro de los mineros que se han convertido en un símbolo social por su espíritu de lucha.

Gran marcha el #23F contra los recortes

Gran marcha el #23F contra los recortes

La Puerta del Sol, la Glorieta de Embajadores, Colón y Vallecas fueron los puntos de partida de las diferentes columnas. Los primeros en partir fueron los concentrados en la avenida Ciudad de Barcelona que, detrás de una pancarta con el eslogan “Contra el paro y los recortes, Vallecas no se calla“, no escatimaron en cánticos y gritos contra los poderes políticos y financieros cuya irresponsabilidad están llevando a este país en particular y a Europa en general a una situación límite. “¡Sanidad pública, sanidad pública!”, “la sanidad no se vende, se defiende”, “lo llaman democracia y no lo es” fueron algunas de las proclamas más socorridas a lo largo de su recorrido, en un ambiente festivo con acompañamiento músical que tuvo su preámbulo con una comida popular autogestionada en la Plaza Vieja.

Casi trescientas organizaciones sociales, sindicales o ecologistas, más las numerosas asambleas del 15M repartidas por las principales ciudades del país, se adhirieron a una convocatoria que fue ampliamente secundada por los ciudadanos a pesar del intenso frío que hacía aquel sábado por la tarde por el temporal de viento frío que causó estragos en numerosos puntos de la península. Otros colectivos especialmente afectados por los recortes, ya sean públicos o privados, tuvieron una destacada presencia y dejaron su particular huella en las marchas. Ejemplos de ello son los miembros de la plataforma Salvemos Telemadrid, incluidos en un brutal ERE que afectará a la friolera de 829 trabajadores, o a los empleados de Iberia que han visto cómo la presentación un ERE dejará en la calle a otros 4.500.

El grito de “¡Sí se puede!” resumió el sentir de todos los que salieron a las calles este #23F. No debemos resignarnos ante la privatización de la sanidad (siendo Madrid el más triste ejemplo, con 6 hospitales y 27 centros de salud), la instauración de un repago farmacéutico, la precarización de la escuela pública (menos medios, menos profesores) en beneficio de la privada (incluyendo deducciones fiscales), los desahucios ejecutados por aquellos bancos que han sido rescatados con nuestro propio dinero, o la subida de impuestos que afectan en mayor medida a las clases bajas y medias. No debemos resignarnos ante la corrupción política que copa día tras día las portadas de los periódicos, ante el poder fáctico financiero que está determinando en alianza con esos supuestos servidores de lo público las políticas de austeridad que no hacen sino arruinar el presente y futuro de la gente. No podemos resignarnos ante la supresión de los más mínimos derechos laborales que nos van a convertir, intencionadamente, en la China de Europa. Sí, se puede. Pero no sólo a través de Facebook o Twitter desde la comodidad del sofá de casa. Sólo se podrá cambiar si desbordamos las calles, pacíficamente, pero con la fuerza de nuestra unión.

25 motivos para rodear el Congreso

25/02/2013 at 12:02 Deja un comentario

Pancartas cachondas en la manifestación del 19J

Cientos de miles de personas salieron este jueves 19 de julio por las calles de hasta 80 ciudades españolas para protestar por la política de recortes emprendida por Mariano Rajoy que amenaza con hundir a este país en una recesión sin fin. Bomberos, policías, médicos y otros funcionarios salieron en masa días después de que el presidente del Gobierno anunciara la supresión de la paga extra de Navidad. No fueron los únicos. Estuvieron acompañados por otros muchos que levantaron la voz contra la brutal subida del IVA, la dañina e inútil reforma laboral, los recortes en las prestaciones de los desempleados, la precarización de sanidad, educación y dependecia y, sobre todo, la impunidad con la que se mueven los grandes capitales y los poderes fácticos que han ocasionado la crisis y encima se están beneficiando de ella. Sin olvidarse de Zapatero: él inauguró esta hoja de ruta del terror.

Como es habitual, el persona desbordó imaginación en los cánticos y también en las pancartas y otros mensajes reivindicativos. Aquí os dejo sólo algunos ejemplos.

El Congreso de los Diputados tiene "nueva" ubicación

La plaza de las Cortes quedó rebautizada por un día como la plaza de los Recortes. Tal vez mañana sea rebautizada de nuevo por el Gobierno como plaza de los ajustes o plaza de las renuncias de los ciudadanos.


Pancarta de Rajoy, Soraya, De Guindos y Montoro

El nuevo grupo de moda: los Mamones, conformado por Rajoy, Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro.


El águila Rajoy recorta los salarios de los funcionarios

Una reforma laboral que da pie a rebajas salariales y el recorte del sueldo de los funcionarios puede convertir en una pesadilla el final de mes de muchas familias.


La gente manda a Rajoy a tomar viento fresco

No es el mismo dedo que empleó Aznar para elegir a Rajoy como sucesor. Pero también tiene su uso.


Tenemos cuerda para Rato

Hubo un recuerdo especial para la banca. Y muy especialmente para Bankia, que, presidida por Rodrigo Rato, necesita una ingente cantidad de dinero para sanearse. Y nos va a costar a todos un riñón.


Guillotina para políticos. Ni Ikea, vamos

Nuevo accesorio sólo para políticos. Una guillotina al mejor estilo Robespierre, con un sitio perfecto para la cabeza de Rajoy, Zapatero o ¡hasta Merkel!


Cortadora de chorizos políticos

… Y encima es reversible. Por el otro lado la cortadora de chorizos, creo que vamos a tener que hacer un pedido masivo a Ikea (que estamos en crisis).


Si para la administración quieres currar, pregunta cuánto te van a robar

Los funcionarios no se han tomado muy bien que el “pavo” Mariano se quede con su paga navideña.


La revolución no se verá por televisión

Internet volverá a ser la fuente de conocimiento. Porque como tengamos que fiarnos de la televisión, vamos listos.


Entrega de pancartas para la manifestación

Un recordatorio para este buen hombre que se pasó media tarde regalando pancartas al personal.

Wert y las grandes mentiras sobre la educación en España

19/07/2012 at 23:45 2 comentarios

“Es fácil que pronto veamos una sanidad para ricos y otra para pobres”

Parecía un tema blindado, pero la crisis económica ha empezado a engullir también a la sanidad pública. Los profesionales llevaban tiempo avisando de que este momento llegaría. Y ha llegado en forma de Real-Decreto Ley con una serie de medidas encaminadas a reducir el gasto sanitario público en España por valor de 3.500 millones de euros. El copago farmacéutico y su extensión de los pensionistas, la exclusión de la atención sanitaria primaria de los mayores de 26 años que no hayan cotizado y de los inmigrantes en situación irregular, y el pago de determinados servicios (como el transporte en ambulancia no urgente), son sólo la punta de lanza de lo que puede venir en un futuro próximo.

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid lucha por la conservación del servicio de calidad, gratuito y universal que ha elevado a España a la categoría de ejemplo mundial en atención médica. Uno de sus representantes es Juan Luis Ruiz Giménez, quien ha advertido del “deterioro de lo público” que han impulsado los gobernantes para hacer creer a la sociedad que “es más caro e ineficiente” que lo privado. Y ha avisado de que los principales damnificados serán los barrios humildes como Vallecas, “más vulnerables por las situaciones de paro y pobreza”. Lo dice un médico en ejercicio en este populoso distrito madrileño. [Sigue]

Tu voto:

Continue Reading 05/05/2012 at 22:23 1 comentario

Wert y las grandes mentiras sobre la educación en España

La deforestación social ejecutada por el Gobierno de Mariano Rajoy en esta depauperada España sumó un nuevo capítulo en el Consejo de Ministros del 20 de abril con un paquete de medidas que permitirá ahorrar 10.000 millones de euros. El recopago farmacéutico disfrazado con una nimia progresividad amenaza con devolvernos a los tiempos de las curas con muérdago, la toma de control de RTVE por parte del Partido Popular nos puede retrotraer al NODO en pleno siglo XXI que perpetró Alfredo Urdaci y la subida de las tasas universitarias lleva la firma del neoliberalismo que con tanto ahínco busca un mundo a dos velocidades. La vieja reivindicación de “el hijo del obrero a la universidad” que movilizó a la juventud a finales de los 70 vuelve a tener sentido 30 años después.

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha propuesto a las Comunidades Autónomas un plan para que las tasas universitarias aumenten hasta un máximo del 66% -hasta 1.500 €-, los repetidores puedan llegar a pagar el 100% del curso (entre 5.000 y 7.000 €), la concesión de becas se endurezca y las carreras menos demandadas sencillamente desaparezcan. El argumentario empleado no sorprende: la herencia recibida, la adecuación con los precios de Europa, el Estado ya realizaría un esfuerzo importante subvencionando el 75% de la matrícula… Y lo que no dicen pero piensan: la universidad está infestada de perroflautas que dedican las horas lectivas a fumar porros y jugar al mus en la cafetería.

Frases como “en España hay titulitis aguda” o “a la universidad se va a tomar cerveza” son grandes clásicos que algunos enarbolan para apuntalar el sueño dorado de una formación superior para elites. Hay que acabar con los mitos. Según la OCDE el número de licenciados en España está proporcionalmente por debajo de los países de nuestro entorno. El problema es otro: salen de la facultad y se encuentran con un panorama desolador, con innumerables empresas que no les ve como becarios sino como mano de obra barata y con muchos de ellos accediendo a cobrar un sueldo de nimileurista en un puesto de trabajo que requiere de mucha menor cualificación. Entorno al 45% de los licenciados entre 25 y 29 años deben conformarse con un empleo que no satisface sus necesidades más básicas en este país repleto de bares e inmobiliarias y tan escaso de investigación. Ni una sola universidad española está en el ranking de las 100 más importantes del mundo por ese motivo, y peor que vamos a ir con el anunciado recorte de 600 millones de € por este concepto.

Fuente: El País

La educación vista por el genial Forges


Wert ha hecho hincapié en la anomalía que supone ver a muchas aulas universitarias semivacías. O sea, consideremos por naturaleza al estudiante como un vago y chupóptero que libro en mano se dedica a ligar con las compañeras en el campus. Pero no entra a preguntarse si no existen otras razones de mayor peso que terminan por alejar al alumno de clase: por ejemplo, la desastrosa formación y el caduco profesorado que existe en muchas facultades. Lo digo por experiencia. Mis cinco años de Periodismo me dotaron de algunos conocimientos de cultura general (asignaturas de literatura, historia, derecho, etc) y prácticamente nulos de la profesión, por increíble que parezca. Pisé los estudios de radio dos veces, los de televisión ni los vi y descubrimos el QuarqXPress de chiripa. Cuando un profesor va a clase y se limita a leer su libro, obviamente vas la primera semana y no vuelves hasta el examen para calcar el tema con comas incluidas. Memorización al poder.

Europa también suministra una buena excusa para mil y un recortes en educación. Igual que 12 € es una “minucia” por un bono de 10 viajes en Metro de Madrid en comparación con el resto de grandes ciudades del mundo, nuestra educación sale a precio de saldo. Nueva mentira. En Francia abonan 177 € por una licenciatura y en Alemania oscila entre la gratuidad y los 1.000 €, teniendo en cuenta que el salario medio en ambos países es sustancialmente más elevado que el español. Con el incremento de las tasas y la crisis económica que nos golpea, ¿cómo va a afrontar el gasto un padre de familia que además tiene que costear a su hija una residencia en otra ciudad? ¿Un joven estudiante que tenga que trabajar para colaborar con su familia y necesite de más años para acabar la carrera está castigado a pagar aún más por un supuesto “escaso rendimiento académico”?.

No sobran ni universidades ni universitarios. Indudablemente hay que mejorar la eficiencia, reduciendo las plazas en las titulaciones con un exceso de demanda que tienen el paro casi asegurado (en general la rama de Humanidades) y aumentar en aquellas con mayores salidas (nunca he entendido porqué si se necesitan médicos, no se abren nuevas facultades de Medicina), y las carreras con escasas solicitudes no eliminarlas de un plumazo sino concentrarlas en una o dos ciudades. Hay que colocar a la universidad bajo los estándares del siglo XXI y hacerla menos teórica y más práctica; hay que impulsar las becas reales en empresas para que los estudiantes adquieran conocimientos y no se conviertan en esclavos sin derechos; debemos crear un sentido de emprendimiento del que carecemos; y, sobre todo, tenemos que cambiar nuestro sistema económico para que la investigación y la innovación entierren al ladrillo para siempre.

Carta de una estudiante al ministro

21/04/2012 at 09:07 4 comentarios


Follow Reflexiones en lontananza on WordPress.com

Categorías

Archivo

Entradas recientes


A %d blogueros les gusta esto: