Otra de Woody Allen

Cualquier cineasta con casi cuarenta y cinco años de profesión y mismo número de películas a la espalda corre un severo riesgo de quemarse y perder todo el interés que algún día tuvo. Y más un tipo como Woody Allen que de poco a poco (prácticamente cada año) nos presenta una obra que se asemeja…

Tu voto: